Ir al contenido principal

Gringo come home...

Las "Craft Beers" yankis gozan una enorme fama y muchas de ellas han servido como modelo a cerveceros artesanales del mundo entero. Por supuesto, como buen entusiasta cervecero, tenía muchas ganas de tomarlas, pero me había resignado a que nadie estaba interesado en importarlas. Intenté ver si podía hacer algo por mi cuenta, pero mis finanzas no lo permitían. Por suerte, me encontré con alguien con las mismas ganas que yo y que sí estaba en condiciones financieras para darse el gusto, Hanz, el dueño de Zlý Časy. Estaba teniendo bastante éxito con especialidades alemanas y de otros países que había estado ofreciendo desde sus refrigeradores y tenía muchas ganas de expandir la oferta con algo que nadie hasta entonces había ofrecido, al menos no de manera regular. Así que empezamos a trabajar juntos. Lo ayudé en la búsqueda de proveedores y lo asesoré sobre cuáles cervezas traer.

Hace unas dos semanas se fue para Amsterdam a buscar las cervezas que habíamos elegido juntos, con la ayuda también de un par de štamgasty del templo cervecero de Nusle, y me dio unas muestras en agradecimiento por mi ayuda y también para que las mencione en mi blog.

Qué lindo fue por fin tener la oportunidad de probar cervezas sobre las cuales había oido hablar tanto y tan bien por tanto tiempo. Y qué mejor para empezar el recorrido que una de las más icónicas: Sierra Nevada Pale Ale.
Sierra Nevada Pale Ale es una cerveza de ámbar intenso, coronada por espuma de notable duración. En los aromas se perciben notas cítricas acompañadas de suave pino con un fondo frutal casi veraniego. Al paladar es una maravilla de balance entre los lúpulos y las maltas, todo envuelto en un cuerpo sedoso. No voy a decir que me resultó una cerveza epifánica, pero sí lo puede llegar a ser para alguien que recién se inicia en el mundo de las cervezas "artesanales". Para alguien como yo, es una cerveza genial para tomar todos los días, es capaz ser algo que se toma mientras se hace otra cosa y a la vez es gratificante si se le dedica algo más de atención.

Subiendo el volúmen alcohólico, el recorrido me llevó a las dos muestras de Flying Dog, Snake Dog y Double Dog.
Abrí primero la más ligera, la IPA con 7,1% ABV, Snake Dog es otra cerveza notable. Intensos aromas a frutas tropicales "jugosas" en una base de almíbar suave terminando en cáscara de naranja. Hasta ahora, la Dobbel Dose de Haandbryggeriet había sido la mejor IPA (double o simple) que había tomado. Lamentablemente, no la puedo comparar lado a lado con la Snake Dog, pero si no tenemos un nuevo ganador, seguro está muy cerca. Fantástica cerveza. El lúpulo amenaza con descontrolarse y hacer todo tipo de estragos, pero por suerte la malta mantiene la correa con mano firme y la va acortando hasta que ambos sabores se mezclan disipándose hacia el final y dejando paso a un pomelo suave, pero persistente. Deliciosa.
Esa noche, después de la cena, subí el volumen a 11,5 con la Double Dog y sus más que respetables 85 IBU. Otra maravilla, con un intenso "dry hopping" que lleva el ritmo de manera casi enloquecida y se mantiene durante todo el trago y bastante después de este. No es una cerveza para principiantes. De cuerpo untuoso, almibarado con mucha ralladura de pomelo. Me gusta describirla como una cerveza en tres capas, lúpulos muy cítricos, malta muy frutal y madera quemada. Por momentos tienta a que la tomemos rápido, pero no nos deja, nos obliga a tomar despacio y disfrutar cada gota. Fantástica.
Al día siguiente no pude esperar más y abrí la Hercules Double IPA de Great Divide Brewing Co., para mí la menos conocida, pero muy recomendada por Hanz, y qué razón tenía. De color Ambar oscuro. Con aromas que recuerdan a vainilla, fruta tropical y caramelo. Una de las cosas notables de esta genial cerveza es que a pesar de tener también 85 IBU y 9,1% ABV, comparado con los 11,5 de la Double Dog, Hercules es una cerveza bastante menos amarga. Aquí la coreografía la dicta la malta con toques de nueces acarameladas. El amargor está, pero en el fondo, haciendo lo que en otras IPA suelen hacer las maltas, otorgar balance, y toma protagonismo recién al final. Muy, muy rica cerveza.

Cerré este paseo cervecero con la cervecería más legendaria de todas, Anchor Brewing Co. y su Barley Wine, Old Foghorn.
Había probado antes algún Barley Wine? Lo dudaba, pero después me acordé que X-33 tiene mucho de las características que habia visto mencionadas en este tipo de cervezas, a pesar de ser una lager. Y realmente las dos cervezas tiene muchos puntos en común sin llegar a ser parecidas. Old Foghorn de color ámbar oscuro tiene aromas que recuerdan a flores, mermelada y bizcochuelo. En el paladar predominan las frutas pasas, regadas de suave melasa. El amargor no es muy intenso, pero sí persistente y sirve para poder percibir mejor los distintos aromas y sabores sin que la cerveza pierda balance. El ABV de 9,4% está muy bien integrado, aparece, pica un poco la lengua y otorga una sensasión calor. Por momentos me hizo acordar al brandy griego Metaxa, que tanto me gusta. Deliciosa cerveza de postre, para terminar la noche mientras se escucha buena música.

Me gustaron, me gustaron todas. Me gustó mucho cuan distintas son y, por supuesto, lo interesantes que son como bebidas. Estoy muy contento que alguien se haya decidido a importarlas.

Y por las dudas si alguien se está preguntando. No, no gano ningún tipo de dinero con estas cervezas, ni por su venta ni por publicidad. Sí tengo un interés personal en que se vendan bien y por varios motivos que no tienen nada que ver con el económico. A: Son cervezas buenísimas y enriquecen nuestra cultura cervecera. B: Quiero que Hanz las siga importando para que pueda comprar estas y otras cada vez que tenga ganas de tomar una. C: Hanz es un amigo y quiero le vaya bien con esta inciativa.

Na Zdraví!

Comentarios

  1. Solo podría opinar de la Sierra Nevada Pale Ale que fue la única que porbé, me gustó mucho.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Hola yo probe la sierra nevada ale , porter y stout , tambien la anchor porter y otra mas que no me acuerdo y quede boludo - un poco mas ja ja ja - nunca imagine que los yanquis hacian esas meravillas , parece ser que las micro por alla estan muy desarrolladas .

    si puede importar toda la serie de sierra nevada no te vas a rreepentir .

    Que lindo que es chupar buana birra


    saludos


    omar

    hoy me compre dos nuevas canadiense ( regalo de mi seniora ) despues les paso el nombre

    ResponderEliminar
  3. Max, si no fuera porqué consigues cervezas de todos los sitios, juraría que me habías perseguido a alguna tienda a las cuales compro. Has probado justo las mismas americanas que hace un par de meses llevo acumulando, pero yo además sumo la Anchor Liberty Ale. De momento la verdad que no me había atrevido a probar porqué el lúpulo me daba mucho respeto, pero después de ver tu nota sobre la Sierra Nevada me has quitado todos los miedos. A ver si así las pruebo de una vez.

    ResponderEliminar
  4. La Liberty Ale creo que también está en catálogo, pero no la conozco. Según la descripción del fabricante, parece una buena alternativa para empezar el recorrido, no pinta que sea una bomba de lúpulo, después, la Sierra Nevada PA, claro... Esa sí que puedo garantizar que es una buena manera de iniciarse en las Ales Americanas.

    PD: Qué poco honor le hacés al nombre de tu blog! Lúpuloadicto y le tenés miedo a Snake Dog? Vamos hombre!!! :)

    ResponderEliminar
  5. Jajaja! La verdad que es un miedo a esos 80 i pico IBUs. Todo me viene desde que un dia prové otra Flying Dog (la Gonzo imperial porter) y recuerdo un infierno en boca... Pero igual ahora la sensación no seria tan extrema (ya hace un tiempo de eso).

    ResponderEliminar
  6. Genial la Snake Dog! Para mi fue una gran sorpresa, algo diferente a lo que había probado hasta ahora. Tengo otras 3 cervezas de Flying Dog, Gonzo Imperial Porter, Kerberos Tripel y Double Dog Pale Ale. Espero que me gusten tanto o más que la Snake Dog :D

    ResponderEliminar
  7. Pau: no hay que temer al IBU feroz. A mí lo ricas que me saben las IPAs bien lupulosas

    ResponderEliminar
  8. Buenas,

    A mi personalmente las de Flying Dog no me gustan demasiado. en la ultima cata que pudimos hacer por aqui(Malaga) las de GreatDivide nos parecieron algo mejores, aunque esto es cuestion de gustos. Eso si, con las pocas buenas cerezas norteamericanas que se pueden conseguir en España no faltan algunas Flying Dog en la bodega.

    Con la Sierra Nevada si que coincido al 100%, fue la primera que probe al llegar a USA y aun recuerdo aquella primera agradable impresion.

    Si alguno teneis la oportunidad de probar algunas de "Stone Brewery" no lo dudeis, especialmente la "Ruination" y "Arrogant Bastard", con estas dos me enamore totalmente de las cervezas nortemaericanas.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  9. Para nosotros en México la referencia mas cercana, no solo geográficamente, son las artesanales Americanas. Siempre había tenido la duda de cómo se comparaban con su equivalente europeo. Por los comentarios, veo que no desmerecen. No es que desconfíe, pero en eso de la promoción nuestros vecinos siempre están a la vanguardia y ya sabemos lo que una buena campaña de maqketing puede hacer por una cerveza. Es bueno conocer sus opiniones y tranquiliza saber que no estamos tan perdidos en el tema. Saludos.

    ResponderEliminar
  10. Héctor,

    Estoy seguro que, como en todos lados, hay un poco de todo, desde cervezas fantásticas a algunas que no sirven ni para lavar los platos. Nosotros tuvimos mucho cuidado al seleccionar las cervezas que íbamos a importar y tengo que decir que elejimos bastante bien (aunque la Gonzo Imperial Porter que tomé el otro día no me convenció mucho)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario