Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de febrero, 2010

Una idea loca

Tener que pasar más de media hora en un bondi para ir a Praga o volver a casa tiene sus ventajas, tener tiempo para pensar, mucho de lo que escribo se me ocurre en esos viajes y a veces me viene alguna que otra idea que va desde lo brillante a lo estúpido. De cuál de los extremos está más cerca esta, es algo que ustedes sabrán juzgar:

Tengo ganas de organizar un encuentro de blogueros cerveceros en Praga, en el Otoño. A algunos de ustedes ya he tenido el gusto de conocer personalmente, y me gustaría volver a verlos y hay muchos más con quienes aun no he tenido la oportunidad de sentarme a compartir unas piva y me gustaría mucho hacerlo. Estoy seguro que son varios los que piensan igual.

El encuentro sería durante un fin de semana, en octubre. Podría incluir, además de una sesión en Zlý Časy, alguna visita a una cervecería cercana a Praga.

Qué les parece? Alguno de ustedes tiene ganas? Dejen un comentario o manden un mail, a ver cuántos juntamos.

Na Zdraví!

La Ronda #21: Alabanzas Apresuradas

Luego de un par de tropiezos y sustos parece que La Ronda retoma su ritmo habitual. En esta ocasión son los muchachos de Hipos Urinatum que invitan proponiendo un tema muy interesante:"¿Alguna vez habéis probado alguna cerveza por primera vez, que en el momento os pareciese una casi completa perfección, a la que más adelante hayáis dado una segunda cata y vuestros pareceres ante esta cerveza hayan disminuido sustancialmente? No me refiero a que la segunda vez os parezca una mala cerveza, sino que no haya llegado a los niveles épicos que alcanzó en vuestro primer paladeo, cuando incluso os atrevisteis a ponerla en vuestro top 5 personal."Creo que esto es algo que nos ha pasado a casi todos. Probar una cerveza diferente a lo habitual, por lo general más fuerte, que nos fascina y nos encanta, pero que al volverla a tomar luego de un tiempo nos encontramos que no sólo la cerveza ya no nos gusta tanto, sino que tampoco estaba tan buena.

Yo podría dar un ejemplo con la Paunlaner Sa…

Imperial, las pelotas!

La primera vez que vi el término "Imperial Pilsner" fue en la etiqueta de Mikkeller Draft Bear, la cerveza con la cual recibí el año. No fue algo que tomé demasiado en serio, pero un poco después Pepe decidió abrir su nuevo blog Mundo Cereal con una reseña a una Imperial Pilsner Holandesa. Vuelvo a ver este estilo mencionado unas semanas más tarde en Appellation Beer, donde Stan nos cuenta sobre la cerveza que el maestro cervecero de Orval fue a cocinar en Kansas City.

Parecía entonces que lo de Mikkel no era una broma, al menos no una intencional. Haciendo una búsqueda intensiva en Google (es decir, ir hasta la segunda página de los resultados) me encontré con varias meniones a "Imperial Pilsners", que según un blog cuyo nombre no recuerdo, parecen estar en todos lados.

Qué es una "Imperial Pilsner", seguro se estarán preguntando. Es una Pale Lager fuerte, con un ABV que ronda el 8%.

WOW!!!! Una Pale Lager fuerte!!! Qué innovadores!!! Cómo es que a nadie se…

Cuestiòn de imagen

El otro día, Mark, en su blog Pencil&Spoon (muy bueno, lo recomiendo), escribió una muy interesante entrada sobre Cerveza y Vinos, que en realidad sigue una discusión que hace rato se viene llevando a cabo y tiene origen en esa frase "La cerveza es el nuevo vino".

Que la cerveza es el nuevo vino es algo que para mí no tiene ningún sentido. Da a entender que la cerveza es una bebida menor, cuando en realidad no lo es, de hecho, es una bebida más versátil y variada que el vino. Sin embargo, entiendo de dónde viene y por qué. Al consumidor hay que hablarle en términos familiares que pueda asociar con algo que ya conoce, lo cual es un poco el punto que Mark quiere hacer.

Pero no es esto lo que quería discutir, sino los orígines de la diferencia que existe ente el vino y la cerveza en la mente del consumidor promedio.

El enigmático Cooking Lager en su comentario dice que el motivo es que el vino fue siempre una bebida importada e, históricamente, sólo al alcance de las elites.…

Gringo come home...

Las "Craft Beers" yankis gozan una enorme fama y muchas de ellas han servido como modelo a cerveceros artesanales del mundo entero. Por supuesto, como buen entusiasta cervecero, tenía muchas ganas de tomarlas, pero me había resignado a que nadie estaba interesado en importarlas. Intenté ver si podía hacer algo por mi cuenta, pero mis finanzas no lo permitían. Por suerte, me encontré con alguien con las mismas ganas que yo y que sí estaba en condiciones financieras para darse el gusto, Hanz, el dueño de Zlý Časy. Estaba teniendo bastante éxito con especialidades alemanas y de otros países que había estado ofreciendo desde sus refrigeradores y tenía muchas ganas de expandir la oferta con algo que nadie hasta entonces había ofrecido, al menos no de manera regular. Así que empezamos a trabajar juntos. Lo ayudé en la búsqueda de proveedores y lo asesoré sobre cuáles cervezas traer.

Hace unas dos semanas se fue para Amsterdam a buscar las cervezas que habíamos elegido juntos, con l…

Nada de indulgencias

El otro día, las chicas de 2d2dspuma se mandaron una buenísima y muy larga tirada sobre lo que ellas esperan de las cervezas artesanales. Lo cual podría reducirse a buenas e interesantes (qué es lo que hace interesante a una cerveza es tema para otra discusión, pero el artículo, léanlo).

En los comentarios, Embracing Darkness, uno de los autores de Hipos Urinatum, expresa su acuerdo con lo dicho y agrega que él prefiere ser indulgente con las cerveceras artesanales, lo cual es algo que ya había visto mencionado en más de una oportunidad. El motivo, que montar una empresa de este tipo es algo muy difícil y que una mala crítica en alguno de los blogs de mucha difusión puede hacerles bastante daño.

Estoy bien conciente las dificultades y riesgos que implica empezar con una micro cervecería, de lo duro que es encontrar alguien que compre sus productos y no tengo ninguna duda de la creciente importancia que tienen los blogs y es por eso que me gusta mucho apoyar ese tipo de emprendimientos.

P…

Festival para guapos

Una vez más Honza Kočka organiza un evento que tiene como fin ampliar nuestra cultura cervecera. En esta ocasión la invitación es al Festival Desítek.

Aquellos que siguen este blog ya deben saber bien que "desítka" para los checos son cervezas de alrededor de 4%ABV, producto de una graduación Plato de 10%. En este caso, el 10 es su % de ABV, o sea, cervezas fuertonas.
Se van a presentar muestras de Bélgica, Dinamarca, Holanda y, por supuesto, locales. (puede que haya alguna yanki por ahí)

El festival se llevará a cabo en U Prince Miroslava, el próximo sábado 20 de febrero entre las 13 y las 20 hs. El precio de la entrada es de 100CZK.

Interesante alternativa cervecera para este invierno tan frío.

Na Zdraví!

Unas suecas

No, no voy a hablar de rubias tetonas. Este es un blog decente!

Algunas de las reacciones que mi blog generan son muy interesantes. Un día recibí un mail de Leif diciendo que las cervezas que su compatriota Gnoff me había traído no eran ni lo mejor, ni lo más intersante de lo que se estaba haciendo en Suecia, y que él intentaría poner remedio a ello.

Así fue que arreglamos encontrarnos una tarde. Pasé a buscarlo por su hotel y fuimos a tomar algo a Ferdinanda en Malá Strana (muy lindo lugar, altamente recomendable, y la Ferdinand Tmavý Ležák está en muy buena forma). Leif resultó ser un tipo de alrededor de 60 años, muy simpático y con muchos conocimientos cerveceros. La pasé muy bien con él.
En total me trajo 11 cervezas en una selección muy variada. La primera que abrí fue la Slotts Lager de Slottskälans Bryggery. Lamentablemente, creo que he perdido las notas de cata de esta cerveza, así que no puedo dar una reseña demasiado precisa. Por lo que me acuerdo, se trataba de una lager rubi…

Una tendencia?

O es demasiado pronto para hablar de ello?

El año pasado, el consumo de cerveza cayó en creo que todo el mundo. La República Checa no es excepción. La baja aquí fue del 5% (con un 10% en exportaciones) según fuentes oficiales. Aquí no hay ninguna sorpresa.

Sin embargo, si observamos los números con más detalle podemos ver un par de cosas bastante interesantes.

Plzeňský Prazdoj, el grupo cervecero más grande del pais reportó una baja del 4.5%. Budvar, del 2%. Staropramen aun no ha dado a conocer sus resultados, pero no creo que vayan a ser mucho mejores, como tampoco creo que lo sean los de Heineken CZ.

Por otro lado, durante el mismo período K Brewery Trade reportó un incremento del 7% para sus seis cervecerías regionales, llegando a un volúmen de 850mil hl. Černá Hora, la flamante adquisición de KBT, también creció, un 5%.

Pero el resultado más impresionante es, sin duda, el de Svijany y Rohozec, con crecimientos de casi 17.5% y 16%, respectivamente. Svijany, el año pasado elaboró 385mil …

Aprovechando la invitación

Si bien comento sobre lugares que voy visitando en mis recorridos por la cuidad, la crítica a restaurantes, etc. no es el tema central de este blog. Es por eso que el mail que recibí de Restaurace Paprika unos días antes de las fiestas me sorprendió bastante.

Paprika es un pequeño restaurant húngaro ubicado en las entrañas de Holešovice. Su dueño, c quería invitarme a probar las salchichas caseras que hace su hermano, el cocinero del restaurant. Me encantan las salchicas, son geniales como snack cervecero, y las salchichas húngaras están entre mis preferidas. No creo que haga falta decir que acepté la invitación, en mi particular religión, rechazar una invitación a comer bien es un pecado capital que de no ser expiado se corre el riesgo de pasar una eternidad tomando Corona caliente servida en vasos de Kout na Šumavě.

Así fue que una tarde me acerqué hasta Restaurace Paprika. No fui con las manos vacías, llevaba conmigo unas botellas de cerveza para probar algunos maridajes y convidarle…

Anécdota de borrachos

Hasta cierto punto, los amantes de la cerveza checa no tenemos demasiado de donde elegir en lo que respecta a estilos, pero si estamos hablando de lagers de buena calidad, y en especial de cervezas de sesión, no podemos quejarnos. Es más, a diferencia de lo que sucede en la mayoría de los países, las "buenas cervezas" son muchas veces más baratas que las de las grandes marcas. Es por ello que a veces cuesta creer que haya tanta gente que siga tomando Gambrinus o Staropramen. Es fácil caer en la tentación de pensar que son todos unos tarados.

Tengo que confesar que en algún momento pensé así. Hasta hace más o menos dos años:

Un miércoles me junté a almorzar con mi amigo Mark, fuimos a Kralovství. Justo antes de encontrarnos los dos habíamos recibido la noticia que nuestros compromisos para el resto del día habían sido cancelados. El almuerzo, entonces, se extendió en tiempo y cerveza Černá Hora. Como los dos estábamos de buen humor, Mark sugirió que tomemos un chupito de alg…