Ir al contenido principal

Sorpresa desde Barcelona

Por suerte, Glops Fumada no fue lo único que mi amigo Ramón me trajo en su última visita.

Cuando me escribió preguntando si había alguna cerveza en especial que quería que me trajese podría haberle pedido alguna otra muestra de Guineu, su Montserrat me había gustado mucho y parece que no es una excepción dentro del resto de la línea. Podría también haberle pedido una de Ales Agullons para poder probar una de esas cervezas en buenas condiciones. Sin embargo, y contrario a lo que la razón dictaba, me decidí por la cervecería que en ese entonces parecía estar en boca de todos en Barcelona, Zulogaarden. Ramón me dio el gusto y durante nuestro animado, largo y líquido almuerzo me hizo entrega de dos muestras de esta micro catalana, Norai y Sang de Gossa.

Cuando vi la presentación de Norai empecé a tener serias dudas sobre mi decisión, una etiqueta con aspecto de haber sido dibujada a mano que luego alguien recortó con tijeras mientras se reía o andaba a caballo, pegada sobre una botella labrada de Alahambra Reserva 1925. Es cierto mencionó que la botella no estaba en venta, pero de todos modos la compró. Sea lo que sea, fue la que decidí abrir primero.
Vaya sorpresa! Zulogaarden Norai se autodefine como una Porter con nopudeencontrarcuanto %ABV (no demasiado, seguro). De color esperadamente oscuro, casi negro, con una esponjosa y firme espuma ligeramente beige. El aroma es delicioso, café fuerte dulce y chocolate amargo, como en stereo, muy tentador. Al paladar es de cuerpo algo ligero, con un suave toque aćido frutal que le da profundidad a la fuerte presencia de chocolate. Una cerveza con excelente balance y tremenda personalidad. Me encantó y la pondría al mismo nivel que Guineu Montserrat.

Con mis dudas disipadas, unos días más tarde abrí la botella de Sang de Gossa. Esta era justamente la cerveza de la cual todos estaban hablando cuando le hice el pedido a Ramón y, por supuesto, era la que más curiosidad tenía de probar.
Sang de Gossa se define a sí misma con una "Brutal IPA" y "Cerveza para Valientes". Decidí ignorar la sanata, habíendo probado algunas cervezas realmente brutales y para muy valientes (incluyendo mis propias creaciones, y no exactamente debido a su alta calidad) me parecía muy poco probable que esta cerveza esté a la altura de sus golpes en el pecho. Por suerte la cerveza en si misma es buena, y buena en serio. Su color está en la frontera entre ámbar y rubio, en los aromas dominan las frutas tropicales con naranjas dulces. Cuerpo firme y pleno con un lúpulo que amenaza con explotar y llevarse todo consigo, pero que es finalmente mantenido a raya por una sólida base de maltas y frutas veraniegas. Al servir el por suerte escaso sedimento en la botella la cerveza adquiere un carácter casi belga que me gustó mucho. Toda la cerveza me gustó mucho. Está lejos de ser "Brutal", pero muy cerca de ser perfecta. 

La cervecería ha anunciado una nueva partida de la Sang de Gossa con algunos retoques en la receta. Espero que no sean demasiado radicales y que su creador no haya caído en la facilista tentación de hacer una bomba de lúpulo, sería una lástima. Igual, felicitaciones a Zulogaarden por estas dos fantásticas cervezas. Éxitos con ellas.

Na Zdraví!

Comentarios

  1. Me tienen que llegar hoy a casa unas pocas botellas de esa nueva remesa de Sang de Gossa. Vaya ganas tengo de probarla. Si lo hago a lo largo del fin de semana, ya pondré aquí que tal me ha ido.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que Francisco y Ángel siempre me han sorprendido con sus creaciones...siempre esperando esa nueva elaboración, esa nueva cerveza que nunca nos defrauda...esperemos que un día de estos puedan dar el paso definitivo y tener su propia micro...será un buen día para todos los que disfrutamos que esta bebida.

    ResponderEliminar
  3. A mi la Sang de Gossa de botella me gustó bastante: pero tuve la suerte/ocasión de probarla de barril, y la verdad es que de barril está de vicio!

    ResponderEliminar
  4. Hola,
    este fin de semana pude probar la Sang de Gossa 2.0 en la Fira de la Candelera y me encantó; probé la de barril y no pude resistirme a comprar unas cuantas botellas.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. Me alegro que la nueva partida no haya defraudado...

    ResponderEliminar
  6. Este fin de semana pudimos abrir dos botellitas de la nueva remesa de Sang de Gossa y me gustó bastante. Creo que lo que hizo que no me gustase más y que ahora no estuviese poniéndola por las nubes es que la tomamos justo después de otra IPA, la Snake Dog IPA de los americanos Flying Dog y yo ya me estaba cansando de tanto lúpulo y tanto amargor. Después tomamos una St. Bernardus Abt 12 en botella de 75cl y me entró muchísimo mejor. De todas formas nos siguen quedando un par de botellines de Sang de Gossa y estos los guardo para degustarlos en mejor momento.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario