Ir al contenido principal

Conversaciones enriquecedoras

OK. Para muchos de ustedes seguro que no es nada nuevo, pero igual es algo que quiero decir: Sentarse a hablar con alguien que vive de hacer cerveza, en especial con verdaderos Maestros Cerveceros, es una experiencia fantástica, que creo disfrutaría incluso si no estuviese tan obsesionado con la cerveza.

En esta década que llevo enseñando idiomas a adultos he podido conocer bastante bien a gente con todo tipo de trabajos, profesiones y oficios. Pocos he visto que disfrutan de su trabajo y tienen por él la pasión que tienen los cerveceros.

La semana pasada visité algunos brewpubs locales para recopilar material para mi nuevo artículo en Bar&Beer y "entrevisté" a los encargados de hacer de hacer las cervezas. Como siempre, aprendí un par de cosas nuevas.

En Chýně, el Maestro Cervecero Tomáš Mikulica me contó que él siempre hace trabajar en fermentadores abiertos en el mismo cuarto levaduras de fermentación alta y de fermentación baja sin que ellas se peleen. Sólo una vez había tenido un problema, y fue luego de haber fermentado varias partidas de cerveza de trigo, igual, nada serio había pasado. Yo siempre había pensado que tal cosa no se podía hacer.

Esa misma tarde fui a U Medvídku. Voy ahí más o menos una vez por mes a charlar con Ladislav Veselý, Maestro Cervecero de la casa, que es un tipo fenomenal. Mientras discutíamos la nueva cerveza con miel de 16° Plato que, si mi sugerencia es tenida en cuenta, será lanzada en marzo, se nos acercó una dama bastante atractiva. Resultó ser otra periodista que, como yo, estaba recorriendo brewpubs praguenses para un artículo en una revista cervecera holandesa. Le hizo algunas preguntas técnicas a Veselý y algunas sobre Praga a mí y comentamos cervezas que habíamos tomado. Una vez más nuestra bebida favorita ayuda a conocer gente nueva.

Estas anécdotas sirven para ilustrar algo con lo que siempre me he encontrado entre los cerveceros checos que he conocido. Son en general gente muy entusiasta que disfruta de poder responder preguntas y escuchar opiniones de gente que tiene algo de conocimiento sobre el tema y que sinceramente aprecian cuando alguien les dice que le gusta el fruto de su labor. Y no se trata de sanata de RRPP, sino de genuino amor por su trabajo.

Siempre digo que lo único importante es lo que se tiene en el vaso, pero hay algunas cosas que pueden hacer que uno disfrute de una buena cerveza aun más.

Na Zdraví!

Comentarios

  1. Claro que sì. Si hasta una Killme se disfruta si hay buena charla y compañìa(se disfruta dije, no que se vuelve rica), y ni hablar si los interlocutores son cerveceros.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario