Ir al contenido principal

20 años no es nada

Un día como hoy, 20 años atrás, estaba a un par de semanas de terminar la escuela secundaria. Muchas cosas me estaban pasando por la cabeza. Alegría y satisfacción por haber terminado exitosamente una etapa importante; algo de nervios y angustia por lo que me depararía el futuro y un poco de tristeza también, en el fondo sabía que las vueltas de la vida harían que pierda contacto con mucha de la gente con la cual había compartido tantos años de mi vida.

1989 también había sido un año muy movido para la Argentina. Elecciones presidenciales, colapso económico y revueltas sociales. A pesar de todo éso nos llegaban y seguíamos los acontecimientos que estaban sucediendo entonces en Europa del Este, los húngaros abriendo su frontera con Austria, la caída del muro de Berlín y la Revolución de Terciopelo en Checoslovaquia.

Un día como hoy, 20 años atrás, empezaba esa Revolución de Terciopelo, una serie de protestas pacíficas que, si bien no fueron las primeras, en unos pocos días lograron derrocar al régimen Comunista. En ese entonces no le presté demasiada atención a los detalles y no fue sino hasta que vine aquí que me enteré que el líder de aquel movimiento había sido un dramaturgo, filósofo y disidente político llamado Václav Havel. Para fines de ese año Havel sería elegido como Presidente de Checoslovaquia y en 2002 estaba ya terminando su segundo y último mandato como Presidente de la Rep. Checa.

Con el tiempo fui aprendiendo más cosas sobre este hombre y hoy, a pesar de no compartir muchas de sus opiniones políticas, es alguien a quien le tengo un gran respeto y algo de admiración. Es que Vacláv Havel tiene algo que muy pocos políticos hoy día tienen, integridad. Ah! Y unos huevos de titanio también. Una vez lei que cuando la situación se estaba volviendo áspera para los opositores al régimen a Havel se le ofreció la oportunidad de emigrar. Decidió quedarse y pelearla desde adentro, arriesgando si no su vida, al menos sí su salud.
Pude ver a Václav Havel en persona en dos ocasiones, en ambas me llevé una gran impresión. No fue en ningún acto oficial o formal, ni siquiera lo oi hablar. Lo vi en el supermercado, solo; nada de guardaespaldas ni asistentes ni medidas de seguridad extraordinarias, sólo un jubilado haciendo sus compras como cualquiera de nosotros. Algunas personas lo detenían para estrecharle la mano y saludarlo, la mayoría seguía ocupándose de sus asuntos (algo que me impresionó de los checos también). De donde yo vengo nunca vería un ex-presidente o político de alto perfil haciendo algo tan mundano, para ese tipo de cosas tienen pelotones de esbirros (y creo que de hacerlo, la gente no los detendría para estrecharle la mano, sino para lincharlos, pero éso es otra cosa).

Y qué tiene todo esto que ver con el tema de este blog? Bueno, es bien sabido que Havel es un amante de la cerveza. Realmente me encantaría poder sentarme a compartir unas "piva" con él. La conversación sería genial y el tipo debe tener muchas historias jugosas para contar.

Así que hoy levanto mi "půl litr" en honor a Václav Havel y todos aquellos hombres y mujeres valientes que sin derramar sangre terminaron con cuatro décadas de opresión y mentira.

Na vaše Zdraví, Česko!

Comentarios

  1. Qué Febril la mirada!!!

    Havel me pareció un gran tipo político, aunque siempre debemos desconfiar, por naturaleza de aquellos que nos gobiernan... leí su biografía y le deguí mucho a través de entrevistas en prensa y TV lo que más me gustó fue como sin rencor y con inteligencia-sinónimo de sin usar violencias, fue capaz de llevar adelante algo que otros no sólo no supieron hacer si no que hicieron mal, llevados nada más que por la codicia y la maldad.Estoy hablando por ejemplo, ya que estamos tratando el tema de la desaparición del Bloque Soviético del desastre que pasó en los Balcanes, en la antigua Yugoslavia a quien tanto Europa como EEUU dieron la espalda dejando hacer a unos locos genocidas.El problema es que esto sigue pasando en el mundo y tristemente poco se hace por mejorarlo.Habrá que confiar en que aparezcan más políticos del tipo Havel. Ojalá

    ResponderEliminar
  2. Hola Filósofo. Me gustó mucho tu nota. La verdad no conozco mucho de historia de Rep. Checa. Está muy bueno que todavía existan algunos políticos que despierten respeto y admiración.
    Te felicito por la nota.

    Salud-os

    ResponderEliminar
  3. Muy buena tu nota , no conozco la republica checa , pero creo que opresion y mentira hay y hubo en todo el mundo y en todos los sistemas , hasta en la mejor de la democracia ( lease eeuu o algunos paises de europa del oeste )


    saludos


    omar

    ResponderEliminar
  4. Ahoj,
    ¿qué pivo has levantado para brindar?
    Besinos, Ra

    ResponderEliminar
  5. Omar qué tal? no dirás en serio eso de que EEUU ESTÁ ENTRE las mejores democracias del mundo no?? jejeje

    ResponderEliminar
  6. por sus anios como democracia , entiendes creo que alli no ha habido nunca un golpe militar , eso quiese decir chelita .

    un saludo cervecero

    omar

    en dicimebre voy a paris a degustar unas buenas st peters

    ResponderEliminar
  7. No jodas Omar jejeje, no hubo golpes al uso pero estuvieron DETRÁS de los golpes de toda Latinoamérica y están detrás de la mayoría de Asia(no hará falta que te recuerde Irak, no ?)y África

    Por no hablar de como se constituyó como "democracia": a golpe de exterminar indios, o como la gente negra estuve discriminada durante más de 100 años, o....No hará falta que siga verdad??

    Cambiando de tema, Vas a flipar con ST Peter's siendo fan de Guinness, verás que pasada cada trago de la Cream Stout o de la Old Style Porter.Corres el riesgo que después no te guste Guinness jjejejeje

    Haya salud amigo Omar

    ResponderEliminar
  8. Max:

    Recién veo este post. Aflojá un poco con la nostalgia, che, que se me pianta un lagrimón.
    Es verdad, han pasado 20 años desde que terminamos 5º año en el Suizo, cuántos recuerdos! :) Por suerte, gracias a la tecnología, podemos seguir en contacto.
    Hace poco pensabe algo parecido con respecto a lo de Europa del Este cuando lo veía a Lech Walesa en las celebraciones que se hicieron en Berlin. Realmente fue emocionante.

    Te mando un fuerte abrazo, y salúd a la distancia
    Pablo

    ResponderEliminar

Publicar un comentario