Ir al contenido principal

Desde Barcelona, bueno, más o menos

Si mal no me acuerdo lo que me contaron, Moritz es una histórica marca de cerveza de Barcelona. En algún momento la cervecería se vio forzada a cerrar y no fue sino hasta principios de este año que los descendientes del antiguo dueño de la cervecera pudieron resucitar la marca.

Por el momento, las cervezas no se elaboran en Barcelona, sino bajo contrato en La Zaragozana. Sin embargo, me han contado que los actuales dueños están por abrir un brewpub en la cuidad natal de la cervecería.

Pido disculpas por lo vago de la información sobre la cervecería, pero su página web es un inferno de animaciones en Flash que hacen que su navegación sea una pesasdilla.

Recibí sendas muestras de las dos cervezas que Moritz parece estar elaborando por ahora.

La primera que tomé fue, como es mi costumbre, la más ligera (5,4%ABV) que se llama simplemente Moritz. Qué tipo de cerveza es, cuáles son sus ingredientes, etc. es información que tendrán que buscar en otro lado, porque no la van a encontrar en la botella (y, a menos que tengan mucha paciencia, tampoco les será fácil encontrarla en la página web). Por suerte, Culturilla Cervecera hizo una reseña de la cerveza, con lo cual, mucho después de tomarla, me pude enterar que quiere ser una Pilsen y que está elaborada con maltas pálidas y lúpulos Saaz.
La cerveza es, de tener la información de antemano, de un esperado color dorado, con casi nada de carbonación visible y una linda espuma blanca, aspecto de lager bien hecha. No hay demasiado aroma, apenas una base maltosa y el fantasma de alguna flor de lúpulo. Es de cuerpo ligero, suave maltosidad y sutil toque cítrico, nada más. A medida que va tomando temperatura va perdiendo equilibrio y termina con un final que me hizo acordar a un vino espumante demi-sec barato. No del todo agradable. Pero como la mayoría de los españoles prefiere tomar cerveza helada, no creo que sea algo de lo que se den cuenta.

Un par de días más tarde me animé a abrir la Moritz Epidor. En xexperiencias anteriores con pares de cervezas españolas si la rubia (o más clara) no me gustó, al oscura me gustó aún menos, así que no esperaba demasiado de ésta. Cómo supe si esta cerveza era más oscura que la anterior, si la información en la botella es exactamente la misma? La etiqueta es más oscura, así que la cerveza también tendría que serlo.
Moritz Epidor es de un color ámbar casi anaranjado, coronada con espuma cremosa y presenta abundante burbuja fina. El aroma es suave con notas acarameladas y frutales y alguna especia que no pude distinguir. Al paladar entra con notas de azúcar quemada, algo de regaliz, luego se suman algunas hierbas y algo de tabaco, el final es corto y suavemente acaramelado. Molesta un poco la gasificación. Los 7.2% ABV están muy bien integrados. Me sorprendió agradablemente la Epidor, mucho mejor lograda que su hermana. Me hizo también acordar un poco a La Zaragozana Export, pero puede ser un poco de sugestión por saber que se elabora en la misma fábrica. Después de todo la Export es una cerveza que probé hace más de un año, pero igual podría jurar que hay un cierto parecido de familia.

Si pongo las cosas en perspectiva, el balance es positivo. La rubia no me gustó, pero comparada con otras similares que se pueden encontrar en el mercado español, está un poco por encima de la media. La Epidor, la pondría al mismo nivel que otras lagers ámbar fuertes como Voll-Damm y la antes mencionada Export

Gracias Susana y María por estas cervezas, ya les llegará el turno a las otras que me trajeron.

Na Zdraví!

Comentarios

  1. Que triste es vivir en un país donde no se valora la cerveza, donde si la jarra no te congela la mano es un milagro, donde la cerveza negra o tostada es cosa de pubs irlandeses de esos tipo franquicia que tanto abundan, a donde los fabricantes no quieren ni exportar (algunos buenos han dejado de hacerlo. dónde están mis queridas Urthel?).

    Que triste!!! y lo que hay que hacer y pelear por conseguir una buena variedad de buenas cervezas.

    Cheers!!

    ResponderEliminar
  2. Poca información hay de Moritz, el ocultismo en parte es cuestión de marqueting, se vende como "La Cerveza de Barcelona" y no vendría muy bien que el gran público supiese que se elabora en Zaragoza... no quedaría bien.

    La Moritz se elabora desde hace unos años (creo recordar que desde el 2004) es la cervecera industrial más antigua de España (1856), pero no la que más tiempo lleva en funcionamiento, ese honor le corresponde a Damm.
    La que se elabora desde este año es su Epidor.

    Pude contactar con ellos hace unos años y me comentaron que en el antiguo local de Ronda Sant Antoni, donde estaba la antigua fábrica, están preparando un museo de la marca, pero no se sabe cuando estará listo.

    Salud, Andrés.

    ResponderEliminar
  3. Gracias Andrés por completar los datos sobre la marca.

    ResponderEliminar
  4. Es curioso porque Moritz se elabora a apenas 20 minutos en coche de mi casa, y sin embargo para mi es imposible acceder a ella si no viajo hasta Barcelona. Es terrible esto del Marketing...

    ResponderEliminar
  5. La regionalidad de las cervezas es un tema interesante para hablar.

    Moritz no es la única que "miente" sobre su origen geográfico (aunque, para darle crédito, según ellos, el agua utilizada es de Montseny).

    Hace poco lei un artículo en un diario o revista española que decía que los españoles prefieren la cerveza holandesa y americana, refiriéndose a Heineken y Budweiser, que salieron primeras en una encuesta sobre marcas de cerveza favoritas (no más vendidas). Si no me equivoco, ambas se elaboran en España, lo cual las hace cervezas españolas hechas y derechas. Sin embargo, las macros juegan con esa imagen de marca "importada". Por qué entonces otros no van a jugar con una imagen de marca "local"?

    ResponderEliminar
  6. A mi también me parece que está a la altura de la Voll Damm o incluso por encima. Lo de la regionalidad de las cervezas es un mundo aparte que alguien debería de estudiar algún día, y lo de la cerveza en jarra helada, tan de moda en españa, también...

    ResponderEliminar
  7. Históricamente la cerveza siempre fue un fenómeno local. Lo es aun hoy en muchos lugares de Franconia, donde prácticamente cada pueblito tiene su cervecería y la gente del lugar no toma otra cosa.

    La situación empezó a cambiar cuando le elaboración de cerveza se industrializó, dando origen a las grandes marcas que hoy conocemos. Justamente ellas son las que han logrado borrar de la mente de la mayoría el carácter regional de la cerveza, la cual dejó de ser una bebida para convertirse en una marca o un eslogan.

    A veces eso alcanza cierto grado de ridiculez, como por ejemplo el arpa de Guinness, un símbolo muy asociado a Irlanda, o la frese "The Original Belgian Lager" en la etiqueta de Stella Artois. Ambos elementos son utilizados sin importar dónde la cerveza haya sido elaborada.

    Pero creo que el premio se lo lleva Pilsner Urquell elaborada en Rusia o Polonia. La frase siginifica "La fuente original de Pilsen", pero pierde todo sentido cuando la cerveza ya no es elaborada en la cuidad checa.

    ResponderEliminar
  8. "su página web es un inferno de animaciones en Flash que hacen que su navegación sea una pesadilla."

    ¡Cierto! ¡Yo le he cogido una manía al Flash tremenda! Y básicamente porque los websitios diseñados enteramente en flash son más lentos y menos informativos. Los sitios que funcionan en base a html tal vez sean menos "guapos" pero suelen ser bastante más informativos (y más rápidos de cargar).

    Respecto al márketing, he de decir que si no está mal manejado, vistos los resultados: por poner un ejemplo, en mi bodega habitual la Moritz Pilsen le arrebató un buen porcentaje de ventas a la Estrella en tiempo récord. La Epidor tampoco la están vendiendo mal

    ResponderEliminar

Publicar un comentario