Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de mayo, 2008

No vale la pena

Me gusta que el mercado checo se esté de a poco abriendo a cervezas importadas. Sí, la mayoría de ellas vienen de la mano de las multinacionales y salvo escasas excepciones, son tan mediocres como cualquier Eurolager. Pero aún se puede encontrar alguna que otra joya. Las cervezas de Erdinger, lamentablemente, no están entre ellas.
El evento de este mes en Pivovarský Klub fue la presentación de la cervecería bávara Erdinger. La marca figura entre las 10 más vendidas de Alemania, lo que es de destacar si tenemos en cuenta que los 1,5 millones de hectolitros que elaboran anualmente son sólo de cervezas de trigo. Son también sponsors de Bayern Munich, el club de futbol más popular y exitoso de Alemania.
Mi única experiencia con este brauhaus fue su Dunkles Weizen que probé hace unos años y que según recuerdo, me había gustado bastante.
La presentación fue muy profesional y amena. Un muy buen trabajo por parte del representante del distribuidor local de Erdinger. Se presentaron seis de los pr…

Primera ronda

Como no podía ser de otro modo asistí al Český Pivní Festival Praha 2008 prácticamente desde el momento en que abrieron las puertas.
Aunque no tenía demasiado tiempo, quería ir, tenía muchas ganas de ver de qué se trababa. El viernes estaba medio feo, llegué un poco después de las 13 y la poca gente que había eran casi todos VIP's invitados a la inaguración. Lo cual fue un poco de suerte porque al llegar al punto donde recién habían abierto el primer "barril" una de las camareras, al ver que tenía la cámara colgada del cuello me convidó con una cerveza pensando que era algún periodista, lo cual no deja de ser un poco cierto. Pude presenciar cómo el alcalde de Praga, Pavel Bem hacía un brindis con una celebridad menor de la TV checa para irse rápidamente una vez que los fotógrafos empezaron a dedicarse a cosas más importantes como tomar cerveza. O bien tenía trabajo en la oficina, o no tenía ganas de mojarse el traje con la lluvia que estaba amenazando. Una vez que el agit…

Olé!

Lo he dicho muchas veces y no me canso de repertirlo, una de las cosas que más me gusta de bloguear es el intercambio, el tener la posibilidad de conocer gente con intereses e inquietudes similares y, en ocasiones, poder intercambiar cosas más materiales.
Andrés de Culturilla Cervecera me hizo llegar una selección de cervezas españolas, de las cuales sabía poco y nada. Tuvieron un viaje algo accidentado y sólo cinco de las seis llegaron a mis manos. Me tomé mi tiempo para degustarlas, una cada día. Como hice en su momento con la Alhambra Reserva 1925, traté de olvidar preconceptos e ingoré las notas de cata que se publicaron en Culturilla, quería probar estas cervezas sin expectativas ajenas. He aquí el resultado.

Empecé con las dos cervezas de La Zaragozana. La primera, la Ámbar Export. La etiqueta contiene bastante información, nos dice que esta cerveza de doble fermentación fue elaborada con tres maltas. Tiene una 7%ABV por lo que calculo que su balling ronda los 17°. Una cerveza par…

Mejoras

La primera vez que probé una de las cervezas de Platan, no me acuerdo cuál fue, no me gustó para nada, y lo mismo me pasó la segunda y quizás la tercera vez. Todas en lugares distintos, que ya no recuerdo.
Hace no mucho, y tampoco me acuerdo cuándo o dónde, noté que algo había pasado. No era la misma cerveza, había mejorado notablemente. Lo que antes me había parecido algo hecho sin demasiado cuidado, ahora se había convertido en una cerveza bien elaborada.
Un día noté, en el lugar donde compro mi cajón de Svijany, que tenían Platan 11°, así que decidí comprar un par de botellas para tomar en casa. Al día siguiente, mientras preparaba la cena, abrí la botella que tenía en la heladera para compartirla con mi mujer y tomar mis notas.
Al servirla tenemos una cerveza de color dorado claro que genera generosa espuma, poca carbonación, no dice demasiado a la vista. La cerveza nos empieza a hablar en sus aromas. Son intensos y algo interesantes para una cerveza de su tipo, sentí miel y algo com…

Cómo se pide una cerveza en Chequia?

La gente de Culturilla Cervecera tiene ganas de iniciar algo así como The Session en el mundo cervecero virtual hispano y su primera pregunta es ¿Cómo se pide una cerveza en cada país y región?

"Jedno pivo prosím!" Deben haber sido las primeras palabras que aprendí en checo, seguidas de "Ješté Jedno". Ellas bastan para que asegurarse la primera y luego las subsiguientes cervezas de la sesión.
¿Pero, qué es lo que nos van a traer al entonar las palabras mágicas "Jedno pivo prosím!"?
Aunque al menos en Praga la cosa de a poco está cambiando, la mayoría de las hospody checas todavía ofrecen solamente una o dos cervezas: una desítka (10°balling) y una dvanáctka (12°balling), como mucho tres si es que ofrecen una oscura.
Por "Jedno pivo prosím!" el camarero entenderá, un vaso de medio litro de desítka (o de la cerveza que más salga). Cualquier otra cosa que querramos, tendremos que aclararlo, por ejemplo, jednou/o malou/é dvanáctkou/tmavé - una 12°/oscur…

Mes maravilloso

Qué buen mes cervecero que fue abril! Pude probar muchas cervezas totalmente nuevas, algunas de ellas muy muy buenas. Además, encontré un nuevo lugar favorito donde tomarlas en Zlý Časy, lugar que seguramente voy a vistitar muy seguido.
Así que fue difícil decidir cuál sería la cerveza del mes de abril. Porque las nuevas no sólo tuvieron que competir entre ellas, sino también con algunos viejos amigos como la X33, en su nueva partida, la Tmavé 14° de U Bulovky y mi querida Svijanský Rytíř en botella, que está espectacular, si una golden lager bien lupulada es lo que se busca.
Así que voy a hacer un repaso de las nuevas cervezas. Al menos, las que más me gustaron. Empezando por la Vandorf Rauchweizen. No sabía qué esperar de esta cerveza, pero me gustó mucho que no intenta ser una copia de la Schenklerka, sino una cerveza completamente distinta y muy recomendable, aunque me hubiese gustado un ahumado un poquito más intenso.

Pivovarský Dům nos regaló no una, sino tres excelentes novedades,…

The Session #15: Cuando vimos la luz

Un poco tarde, pero mejor que nunca.
Boak and Bailey querían saber qué fue lo que nos convirtió en amantes de la cerveza. Cuál fue nuestro momento de epifanía. Sé que lo tendría que haber publicado ayer, pero no pude. Perdón... Espero que no les importe.

Es difícil decir exactamente cuándo fue que me convertí en un amante de la buena cerveza. Siempre me gustó la cerveza, toda mi vida. Me acuerdo que mis viejos me daban a tomar un poco de la suya cuando era muy chico, el doctor les había dicho que no había problema.

Pero cerveza en Argentina significaba casi solamente una cosa: Quilmes. Ellos fueron los que nos hicieron a los argentinos tomar cerveza, y eso fue prácticamente todo lo que tomé hasta principios de los 90.

Fue entonces cuando empezó el aluvión de cervezas importadas. Una enorme cantidad de ellas empezaron a aparecer por todos lados. Ya me olvidé de la mayoría, y de algunas otras me hacen sentir vergüenza cuando recuerdo que creía que eran muy buenas, Budweiser y Carlsberg entr…