Ir al contenido principal

Crisis de Identidad

La Svatý Norbert Vanoční Speciál modelo 2008 ha dado bastante que hablar. Era una de las que más ganas tenía de volver a tomar esta temporada. El año pasado me había volado la cabeza, entonces describí su sabor como "un huracán de lúpulo" muy bien balanceado por aterciopeladas notas de almbíbar y frutas en compota. Una cerveza casi soñada.

Velký Al la probó antes que yo y su reseña de esta cerveza me causó una enorme sorpresa, para nada agradable. Al la describe como casi estar tomando miel alcohólica. Luego me confesó que había tomado un par de cervezas antes de ir a Strahov, así que puede que sus sentidos no hayan estado del todo afilados. Pero ya al ver la foto que el publicó en su blog me di cuenta de que no era la misma cerveza. La modelo 2007 la recordaba algunos tonos más oscura.

Ya tena planeado hacer el peregrinaje hasta el monasterio de Strahov, pero por suerte mi visita semanal a Zlý Časy me ahorró el viaje y no pocas coronas. El año pasado, en Strahov, la cerveza estaba listada como una dopplebock de 19°balling, en mi hospoda favorita de Nusle, la tenían como de 20°. Honza, el dueño, es un tipo que de cerveza sabe mucho, y no creo que haya escrito eso solamente porque se le ocurrió. Me pedí un vaso como postre de mi almuerzo, que había incluido sendas pintas de Želiv 14° y Opat Vanoční 17° (no me privo de nada como pueden ver).
Ya desde el primer trago pude confirmar que no era ni de casualidad la misma cerveza que me había maravillado el año pasado. Esta era más almibarada, se notaba algo más el alcohol, aunque no de manera molesta. En resúmen, me pareció una versión con anabólicos de la Jantár que Pivovar Strahov elabora de manera regular. Para nada mal, pero no tan buena como me hubiese gustado.

El arriba mencionado Honza me contó que habló con Martin Matuška, el maestro cervecero de Sv. Norbert, y éste le insistió que la cerveza era igual a la del año pasado. Pero yo también me acuerdo de la corta charla que tuve con él hace un año respecto a la modelo 2007 en la que me confesó que no creía que a mucha gente le gustaría una cerveza tan amarga, pero que le había salido justo como el quería. Puede que haya estado en lo cierto entonces y que el dueño de la cervecería le haya pedido que suavice un poco la cerveza para hacerla más aceptable al paladar promedio.

Y ahora me pongo a pensar (con un vaso de cerveza en la mano). Yo no estoy de acuerdo con lo que muchos dicen que la cerveza siempre tiene que salir igual (creo que uno de los más grandes logros de las macros es haberle hecho creer tal cosa a la mayoría), me gusta cuando una cerveza cambia de partida en partida, en tanto mantenga su identidad y carácter. Evidentemente tal no es el caso de Svatý Norbert Vanoční Speciál. Sin embargo, siendo que es una cerveza que se elabora solamente una vez por año, puede ser que cada año la cervecería o maestro cervcero tengan ganas de hacer algo completamente distinto cada año? Si es así, es una buena manera de hacer las cosas?

Sea lo que sea, vayan a probarla ahora, sale cara, pero vale la pena. Si se la pierden tendrán que esperar hasta el próximo año y vaya uno a saber con qué cerveza se encontrarán.

Na Zdraví!

Comentarios

  1. la caja de primator que tienen a la venta en kaufland, tiene las 8 distintas cervezas producidas por nachod...en una caja las probas todas.. hezke darek pod strome!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario