Ir al contenido principal

Cuantos más, mejor

Creo que fue Pivovarský Klub la primera hospoda en Praga con grifos rotativos, o sea que, a diferencia del resto, la oferta de cerveza tirada cambia constantemente. O quizás fue První Pivní Tramvaj, que en realidad, tiene solamente un grifo rotativo. No importa, lo que sí importa es que el modelo parecer ser exitoso, en especial en el caso de PK, y hubo otros que lo imitaron, o se inspiraron en él. Uno de ellos fue Zlý Časy, que rápidamente se convirtió en uno de mis favoritos, y, casi al mismo tiempo, U Radnice.

A esta hospoda la conozco desde aquellos días en que se llamaba Podkovaňská Restaurace U Radnice. Una vez que Pivovar Podkovaň cerró sus puertas, los dueños de U Radnice eligieron como nuevos proveedores al dúo Svijany - Rohozec, tal como comenté en la reseña que escribí el año pasado. El cambio no debe haber durado mucho, ya que pronto el cartel de Svijany fue cambiado por el de Krakonoš, si esto coincidió con el cambio que, esperemos sea, definitivo o no, o lo sé. El hecho es que luego de no haber ido por varios meses, me encuentro con que U Radnice había seguido los pasos de Zlý Časy y ahora ofrecía una cerveza distinta por grifo, y también de manera rotativa.

La primera vez que fui en esta nueva etapa no me sentí del todo bienvenido. No fue por culpa de las cervezas, ese día estaban tirando dos de Pivovar Zvíkov además de Pardubický Porter y Krakonoš kvasnicové (que parece ser su cerveza permanente), sino por la actitud del servicio. El camarero parecía más interesado en que me vaya que en tomar mi orden. Es justamente a él al que tengo que agradecerle el retraso de esta entrada. Me tomó algo de tiempo juntar las ganas para volver.

Por suerte, cuando decidí hacerlo, había ya una simpática señora atendiendo las mesas. Ese día no había gran cosa en la carta cervecera, aunque poder tomar Strakonice Klostermann tirada, algo creo inédito en Praga, bien valió la pena, más cuando el precio era de sólo 25CZK por medio litro, algo creo inédito en Praga para una cerveza de 13°balling. Me tomé un par y seguí mi camino, prometiéndome que volvería pronto.

La excusa no faltó, uno de mis lecotres y comentaristas habituales en el blog en Inglés me avisó que en U Radnice estaban tirando Primátor Stout y Černá Hora Modrá Luna, un par de días y llamadas más tarde y me encontraba sentado, frente a medio litro de la cerveza saborizada con arándanos (me gustó mucho más en botella) mientras esperaba a Velký Al, Evan y Rob para tomarnos unas (cuantas) pintas de la excelente novedad de Pivovar Náchod. La pasamos muy bien, no sólo porque nos tomamos lo que quedaba del barril, unos 8l calculo, sino que la camarera estuvo con nosotros muy simpática, todo mientras charlábamos de cerveza y otras cosas. Lamentablemente, no me pude quedar tanto como hubiese querido, paqué mi cuenta (la camarera había tenido la brillante idea de hacernos cuentas separadas) de 142CZK (sí, 142CZK por seis cervezas de medio litro) y me fui a atender mis otros compromisos.

En el camino me puse a pensar si U Radnice se convertiría en uno de mis favoritos. Pregunta a la cual no he encontrado respuesta. Le falta algo que el resto tiene, quizás es que tanto en Zlý Časy, como en Pivovarský Klub me puedo sentar a hablar de cerveza con propietarios o personal ya que son gente que sabe lo que está sirviendo, algo que no parece ser el caso en U Radnice, por ejemplo, la Primátor Stout estaba listada como Primátor kávove (de café). Puede que para muchos sea un dato menor, no lo es tanto para mí, creo que ayudaría mucho que haya alguien que pueda responderle a los parroquianos de qué se trata tal o cual cerveza.

Pero más allá de eso, es ya muy positivo que haya otro lugar a donde ir para degustar algo distinto a los cuatro o cinco nombres de siempre, y lo mejor es que he escuchado que hay más. Prometo buscarlos.

Na Zdraví!

U Radnice
Havlíčkovo nám. 670/7
30 00 Praha-Žižkov
+420 222 782 713

PD: Lamentablemente parece que perdí las fotos que tenía de U Radnice, si las encuentro, prometo agregarlas.

Comentarios

  1. Si no quieres que me empiece a sentir mal por todos los lugares que deje de ver por favor no escribas más!!!! No se puede recorrer Praga en tan poco tiempo, ni, como tu dices, dejar de impresionarse a pesar de llevar tanto tiempo viviendo ahí. Pero a pesar de que siempre falta tiempo, lo que uno se lleva de esa ciudad y de las cervezas que tan oportunamente probé gracias a tus datos (y sigo probando a la distancia) no son ni por mucho poca cosa, por el contrario, calaron hondo. Gracias denuevo por todo, de verdad, y será hasta la próxima.

    ResponderEliminar
  2. queeeeee ? ... justo aca al lado de casa y no lo conzoco ?? hoy voy... seguro

    mil gracias

    ResponderEliminar

Publicar un comentario