Ir al contenido principal

Beta Testing

Al parecer nuestra reseña de Punk IPA no cayó en oídos sordos, o mejor dicho, en ojos ciegos. Luego de que hayamos publicado nuestros artículos, Velký Al contactó a la gente de Brew Dog para, por un lado hacerles saber lo que habíamos escrito, y por otro para preguntar cuánto costaría enviar algunas muestras más a Praga. Para su sorpresa, un tal James le dijo que no se preocupara, que iba a mandarnos muestras de los tres prototipos que la cervecería está testeando antes de su lanzamiento el año próximo, a cambio de que bloguemos sobre ellas y les demos algún tipo de feedback.

La verdad, nos sorprendió a todos y yo, al menos, me sentí tontamente honrado de que mi opinión sobre las cervezas pueda ser llegada a tomarse en cuenta por la gente que las elabora.

Las muestras que recibimos son: Bad Pixie, una cerveza de trigo con 4.7%ABV y elaborada con ralladura de limón y bayas de enebro; Zeit Geist, una lager oscura, 5.1%ABV, inspirada en tmavé checas (algo que conozco bastante bien) y Chaos Theory, una IPA, 7.1%ABV, muy, muy lupulada, según la descripción en la página web. Todavía no tienen etiqueta y la única manera de reconocerlas fue por el color de sus coronas.
Empecé con la más ligera, como es mi costumbre. Bad Pixie, simpático nombre para una cerveza. Más allá de los ingredientes, ésta no es una cerveza de trigo a la que la mayoría estamos acostumbrados. Salvo las kristal weizen, todas tienden a ser turbias. Bad Pixie es perfectamente cristalina, no muy diferente a la vista a algunas lagers rubias industriales. Cuando la serví presentó demasiada carbonación, pero puede ser que eso se haya debido a que no la dejé reposar lo suficiente luego de haber pasado un día movido en mi mochila. De aroma suave donde casi lo único que pude sentir fue pomelo, para nada desagradable. No sorprende al tomarla, es tan seca como la esperaba. De cuerpo ligero, que con la casi excesiva carbonación me hizo acordar, levemente, a un vino espumante extra brut. En el fondo se notan unas sutiles notas dulces que balancean muy bien el pomelo predominante. Linda cerveza de verano, para tomarla como aperitivo mientras se espera la cena en el jardín o la terraza. Pero me hubiese gustado más si los sabores estuviesen más definidos, no al punto de ser agresivos o extremos, sería un despropósito en una cerveza como esta, pero necesitan una vuelta más de tuerca.
Creciendo en graduación alcohólica, le llegó el turno a la Zeit Geist. Sería interesante saber en cuáles tmavé ležáký la gente de Brew Dog se inspiró para crear esta cerveza. Sólo de entre las industriales hay mucho y muy distinto para elegir. No es una lager negra en realidad, pero el uso de tmavé (oscuro) y černé (negro) es bastante liberal entre los cerveceros checos, así que por qué no podría serlo para BrewDog. De todos modos, a la vista, puede perfectamente pasar por una lager oscura checa, ámbar oscuro con destellos ocres, con una espuma ligeramente beige. La cosa empieza a cambiar un poco en los aromas, secos con hierbas y flores principalmente. Al tomarla, lo que predomina es el lúpulo (¿cuál usaron? ¿Saaz quizás?) con suaves notas de caramelo y chocolate que se pierden un poco en el agradable amargor. Me hizo acordar a algunas de las cervezas que elabora Pivovar Strahov. No es lo mismo que una lager oscura checa como la que estoy acostumbrado, que tienden a tener sabores más acaramelados o chocolatados y, en ocasiones, notas tostadas o de café , pero no creo que Zeit Geist quiera recrear el estilo, sino tomar inspiración en él, o me equivoco. Sea lo que sea, me gustó, me pareció una cerveza muy agradable.
La más fuerte para el final, Chaos Theory. Otra IPA, que no podría ser más diferente a la Punk IPA. Más oscura, de color cobrizo. Mucho más aromática que la anterior. Notas de flores, ralladura de naranja y suaves frutas tropicales flotan sobre el vaso recordándome un poco al verano que ya parece tan lejano. Al paladar entra con suave almíbar, seguido de cítricos dulces y ralladura de naranja, el final es deliciosamente herbal, amargo y largo. Tiene todo lo que le había faltado a la Punk, es una cerveza mucho más interesante que aquella. Si quieren mi consejo, no le cambien nada (bueno, sí, una cosa, poder tenerla todos los días en casa la acercaría más a la perfección). Brillante cerveza.
Muchas gracias a la gente de Brew Dog por haberme permitido probar estas cervezas. Espero que mis divagaciones les sean útiles para afinar estas cervezas antes de lanzarlas al mercado. Todavía me queda la Paradox, pero esa la estoy guardando para otra ocasión.

Na Zdraví!

Comentarios

  1. Tenés una suerte bárbara, acá en mi país las cerveceras me boicotean por lo que opino en mi blog

    ResponderEliminar
  2. Trooper,

    Bienvenido a la comunidad y gracias por escribir.
    Si las cerveceras te boicotean, es porque estás haciendo algo bien. Seguí pegando y más fuerte!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario