Ir al contenido principal

Experimentando

Hace mucho que no escribía una receta y ésta fue inspirada por una idea que tuvo mi media naranja.

Cuando fuimos al festival Slunce ve Skle no nos fuimos con las manos vacías. Nos trajimos algunas botellas y un par de delicias, un frasco de škvarková pomazánka (una pasta para untar a base de grasa de cerdo, de la que queda después de asarlo, mostaza y especias) que estaba excelente, en especial para el desayuno, y un frasco de mermelada de cerveza negra.

Es esta última la que se convirtió en el ingrediente mágico del plato que ahora les voy a presentar.
Ingredientes (para dos personas):
3 filets de cerdo tiernizados (por si alguno quiere repetir)
250cl de cerveza rubia amarga
Polvo de curry
2 ó 3 ramitas de romero
unas hojas de salvia
unas hojas de menta fresca
2 cucharadas de mermelada de cerveza negra
sal, pimienta y aceite de girasol.
Procedimiento:
Picar las hierbas bien finito y ponerlas en un bowl junto con el curry y la pimienta. Agregar más o menos la mitad de la cerveza y mezclar bien. Poner en la marinada los filets previamente salados y dejar reposar a temperatura ambiente por hora, hora y media.
En una sarten bien caliente con un poco de aceite poner los filets y dorarlos. Mientras tanto, agregar el resto de la cerveza a la marinada y mezclar. Cuando los filets estén dorados, bajar el fuego a medio-bajo y agregar la mezcla de cerveza, curry y hierbas.
Tapar la sartén y dejar cocinar por unos 20 - 30 minutos, dando vuelta los filets a la mitad del tiempo.

Destapar, retirar los filets, subir el fuego al máximo y dejar reducir la salsa por unos cinco minutos. Agregar la mermelada y mezclar.
Volver a poner los filets en la sartén, dejarlos cocinar por un minuto, apagar el fuego y tapar la sartén para dejar reposar un par de minutos más y servir.
Como guarnición, perparé unas papas asadas en grasa de pato. Se me pasó por la cabeza freír unas rodajas de manzana en manteca y paprika, pero me dio mucha fiaca pelarlas, cortarlas y ponerme a freír dos cosas al mismo tiempo (además de atender la cerveza que estaba tomando), pero podría haber estado bueno.
Acompañamos el plato con una Bernard Jantár. La elegí porque es una lager ámbar de sabores suaves, pero firmes. Empieza con notas acarameladas y termina con un intenso final amargo, que no es muy largo. Le dejó todo el protagonismo al plato de sabores tan contrastantes. Pienso que una EPA o algo similar podría haber funcionado muy bien también.

PD: No creo que sea fácil conseguir mermelada de cerveza negra (me gustaría saber cómo hacerla, tengo que buscar alguna receta), así que pensé en substitutos, creo que una jalea de membrillo, quizás de ciruelas o incluso una verdadera mermelada de naranjas amargas podrían lograr resultados, si bien no similares, bastante interesantes, en tanto no sean demasiado azucaradas.

Na Zdraví a Dobrou Chuť!!!

Comentarios

  1. No te conformabas con darnos envidia con las cervezas y ahora tambien con la comida... No tienes corazón !!!

    ResponderEliminar
  2. Por si no tenía poca hambre, ahora ya se me ha hecho un agujero en el estómago. Eso tiene que estar buenisimo!!!

    ResponderEliminar
  3. je...
    viste esa bernard es la unica que he visto en los supermercados que valga la pena comprar en botella...

    ResponderEliminar
  4. Yo creo que hay muchas cervezas que valen la pena comprar de botella, cualquiera de las que se venden sin pasteurizar como Bernard, Svijany, Chodovar, Poutník, Strakonice y Políčka. Después tenés las especiales de Primátor, todas, en particular la Weissbier, que a mi gusto es mejor de botella que de barril. Herold Tmavé y Regent tmavé son excelentes de botella, las Rohozec son todas buenas, y podría seguir..... La tendencia es clara, son todas de cervecerías chicas....

    ResponderEliminar
  5. Yo tengo una receta de esa cerveza y me sale estupenda. De hecho, este fin de semana voy a preparar unos kilos como regalo de navidad. Si os interesa, os la doy, es fácil y te chupas hasta los codos....!

    Cristina
    cristina@micocinera.es

    ResponderEliminar

Publicar un comentario