Ir al contenido principal

De a tres

La idea fue de la misma persona a quien le tengo que agradecer haberme hecho llegar esta cerveza. Velky Al, de Fuggled, retornó de su visita a Escocia, la tierra que lo vio nacer con tres muestras de BrewDog Punk IPA, una para mí, otra para Evan Rail, de Beer Culture, y la tercera para él, con la idea de que cada uno la degustemos aparte y publiquemos nuestras notas de cata el mismo día en nuestros respectivos blogs. Desde el principio me pareció brillante y tengo mucha curiosidad por ver qué impresión le causó esta cerveza a mis amigos.

Al principio no sabía qué podía esperar. Lo cual es algo que me gusta mucho. El no tener idea alguna de lo que se va a tomar hace que la evaluación sea más fácil y, si se quiere, objetiva.

Respecto a la cervecería, había escuchado y leido algunos buenos comentarios. Es de origen escocés y tiene fama de innovación y productos de alta calidad.

Respecto al estilo. Bueno, los que llevan leyendo este blog desde hace rato saben cuál es mi posición para con los estilos. Me importan muy poco, si una cerveza me gusta, me tiene absolutamente sin cuidado qué tan fiel es al estilo que dice en la etiqueta. Sin embargo, tengo que reconocer que son útiles a la hora de formarse al menos una somera idea de lo que se va a tomar. Mis únicas experiencias con IPA fueron gracias a dos cervezas checas, una de Pivovarský Dům y la otra de Kocour Vandorf, ambas sobresalientes. Por supuesto que tenía bien en claro que, por varios motivos, la Punk IPA no iba a tener mucho en común con las recreaciones checas.

Leyendo la etiqueta me encuentro con que los ingredientes utilizados son agua, lúpulo y cebada, me resultó algo curioso que no diga malta de cebada, será que la hicieron con el cereal sin maltear? La cosa se estaba poniendo interesante. Al otro lado se puede leer una arenga sobre lo extrema y sofisticada que es esta cerveza. Lo cual siempre hay que tomar con pinzas.
Ya era hora de abrir la cerveza.

Me sorprendió ver en el vaso una cerveza de dorado casi pálido, no muy diferente a una kvasničák světlý checa, esperaba algo más oscuro, tal como lo habían sido las IPA's que había tomado antes. Poca espuma que no se mantiene por mucho tiempo y carbonación media, completaron el aspecto externo. Noté muy pocos aromas, esforzándome y ya por la mitad del vaso, pude sentir unas muy suaves notas de lo que puede haber sido miel y/o frutas. Es una cerveza bastante amarga, de cuerpo más bien ligero para su 6%ABV, con secas notas herbales que por momentos se vuelven ligeramente picantes, casi como pimienta. El final es largo con algunas notas de salvia.
Me gustó pero... No me pareció para nada agresiva, un poco más amarga que el promedio, sí, pero he tomado varias que lo son bastante más. A mi gusto, también le faltó algo, quizás si esas frutas que se sienten casi como espejismo al principio del trago fuesen más corpóreas harían de la Punk IPA una cerveza más interesante y compleja, tal cual lo anuncia la etiqueta. Lamentablemente todo queda abrumado por el amargor, que nunca llega a ser tan intenso como estaba esperando.

Igual, es una linda cerveza para una tarde de verano. Se deja tomar muy fácil, y es bastante refrescante. Recomendable si se la encuentra (no me iría al otro lado de la cuidad para buscarla), más que nada si no se tiene en cuenta la perorata de la etiqueta.

Dénse una vuelta por Fuggled y Beer Culture para ver qué opinan los otros dos integrantes de este trío.

Na Zdraví!

Comentarios

  1. Vaya, con la repercusión que está teniendo la marca últimamente, esperaba una cerveza espectacular. En fin, a veces pasa, pero como todo es cuestión de gustos, intentaré probarla y dar mi opinión también.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. No está nada mal la cerveza. Quizás si sus creadores se "callasen un poco la boca" y no escribiesen tantas gansadas en la etiqueta, me hubiese gustado más.

    ResponderEliminar
  3. A mi me encanta tanto la cerveza, como el proyecto si bien no dejo de ver un cierto tufillo mercadotécnico en todo lo que rodea a Brewdog.

    Para mí son una revolución teniendo en cuenta que hace 4 años, cuando vivía allí, leí una entrevista en la prensa acerca de dos jovenes cerveceros aficionados que querían dar una vuelta de tuerca a la industria artesanal británica.Y a fe que lo consiguieron. Bien es verdad que su trabajo es bueno pero destaca sobre todo como supieron romper las barreras del tradicionalismo que tanto enmarcan la cultura de la cerveza en UK. Desde esta óptica para mí, si son una revolución. Otra cosa que a mi juicio hacen muy bien es dar un personalidad propia a sus cervezas. Para quien no sea aficionado a seguir los estílos a pies juntillas, la revisión que hacen son cuanto menos atractivas, a la par que buenas.Todo eso lo consiguen sin dejar de lado la tradición.Su paradox una imperial porter de 10% ABV envejecida en barrica de whisky es un homenaje a una tierra y a una forma de hacer cerveza, más que al estílo en si, lo que le da valor, en mi opinión.

    Ahora bien, no descubrieron la polvora los muchachos. Maquetación, palabrería y revisiting of styles, es algo que llevan haciendo los yankies desde hace 25 años( como ejemplo se me ocurre Stone Brewing Co. y su leyenda del Arrogant Bastard)

    Y creo que hay que verla en contexto:Añade descaro, se respira un poco de frescura dentro, como decía, del en ocasiones encorset mundo británico de la cerveza , pero acompaña todo esto con una razonablemente buena elaboración cervecera, lo que se agradece. Y creo también que lo hacen un poco desde el punto de vista un tanto irónico, como para dar caña a mucha gente cuyo concepto de la cerveza es demasiado Rígido.Si tenéis tiempo echadle un vistazo a este post de Melisa Cole(escritora cervecera que me gusta mucho) y desde allí a lo que también escribe el bueno de Roger Protz, sobre la, a mi juicio estúpida, reacción que el Portman Group,tuvo para con la cervecera escocesa.

    Una nota negativa sobre esta cerveza y su explosiva irrupción en escena es los precios a los que se ha puesto en poco menos de un año. La oferta y la demanda es lo que tiene.En el enlace que dejé en el comentario a la Ronda#5 podéis ver dichos precios

    Haya Salud

    P.S.- Si me dan a elegir prefiero que no haya mucho marketing en una cerveza pero si lo tiene que haber prefiero que sea de este tipo rompedor e irónico pero a la vez acompañado de cerveza decente. Al fin y al cabo si la cerveza me gusta me importa poco el contenido en que venga( mientras no sea lata o plástico jejeje).Las comparaciones son odiosas pero mejor este marketing que el de tipo patético como el de Delirum Tremens o en plan pseudo histórico como el de Kwak jejejeje

    ResponderEliminar
  4. Como dije, la cerveza me gustó. Está indudablemente bien hecha. Entendí la ironía de la etiqueta, pero me pareció un poco infantil, quiere hacer eso de "Afraid to fell some taste lagerboy" de Hobgoblin, pero se queda atrás. Además, si me decís que tu cerveza es agresiva, que lo sea. Sí, puede que sea mucho más sabrosa que el promedio, pero incluso a mi mujer, que no es muy amiga de las cervezas demasiado amargas, le pareció rica. O sea, se la dan de jugados, pero se quedan a medio camino.
    Más allá de eso, insisto que le faltaba un toque frutal para hacerla más redonda.
    PS: muy buenos los posts que enlazaste

    ResponderEliminar

Publicar un comentario