7/8/08

Agosto, mes de la cerveza de sesión

Una de las conclusiones a las que llegamos gracias a la muy interesante Ronda del mes pasado fue que nos gusta tomar cerveza (bueno, en realidad eso se sabía muy bien desde mucho antes, veánse las fechas de "fundación" de los blogs participantes y añándanse una o dos décadas, según la edad de los autores para darse una idea). Pero resulta que, aunque no parezca, no tomamos cualquier cerveza en cualquier lado, sino que tenemos algunas que la mayoría preferimos tomar solos y tranquilos y otras tomar en grupos que se ponen mas ruidosos a medida que los vasos se vacían y se vuelven a llenar para vaciarse nuevamente.

Éste es el ecosistema ideal de las Cervezas de Sesión, que son aquellas que podemos tomar en cantidades más o menos considerables con consecuencias más o menos controlables y tolerables al día siguiente. En honor a ellas, hemos decidido declarar este mes de Agosto de 2008 el Mes Internacional de las Cervezas de sesión.

Hay varios motivos para ello. Primero, las antes mencionadas conclusiones de la ronda. Segundo, la mayoría de los blogueros cerveceros hispanos vivimos en el hemisferio norte donde ahora es verano y las cervezas de sesión son muy buenas para tomar durante la estación. Por último, y más importante, es que este tipo de cervezas merece ser revindicada. Sí, las Westvleteren de este mundo se podrán llevar todos los premios y recibir los más altos puntajes en sitios como Ratebeer; y sí son cervezas de indudable calidad y complejidad, son ésas las cervezas que nos gustan tomar en soledad disfrutando cada trago.
Ahora, en un jardín cervecero o en un pub con un grupo de amigos, se imaginan tomar una botella/vaso atras de otro de éste tipo de cervezas? No, porque después de un par de botellas/vasos vamos a terminar en un estado calamitoso que vamos a lamentar aún más al día siguiente. Eso sin tener en cuenta el daño a nuestras finanzas.

Es en situaciones como ésta donde preferimos la humilde cerveza de sesión, que lamentablemente carga con la cruz de ser asociada con las hipermediocres rubias de las grandes marcas. Pero la verdadera cerveza de sesión no tiene por qué ser el líquido insulso y sin carácter, servido a temperaturas glaciares al que muchos están acostumbrados. La buena cerveza de sesión, a pesar de su baja graduación alcohólica (no más de 5%) nos da la bienvenida con sabores suaves, pero con carácter, con un final corto y relativamente ligera de cuerpo. Es una cerveza que antes de terminar el primer vaso nos obliga a pedir otra, luego de lo cual pasa a segundo plano, dejándole el protagonismo al momento que se pasa con gente querida. El único momento en que va a requerir nuestra atención, es cuando vaciamos el vaso, y solamente para pedir otro (claro, a menos que estemos en una hospoda donde las cervezas vienen sin que las llamen). Fuera de ello, la cerveza de sesión hara de la reunión algo más animado, y quizás hasta la alargue.

Leí por ahí que un maestro cervecero realmente muestra su oficio cuando es capaz de elaborar una cerveza de sesión de calidad. Qué suerte tengo entonces de vivir en Praga, los checos son maestros de la buena cerveza de sesión, hay tanto y tan bueno de donde elegir. Es por todo esto que este mes solamente hablaré de este tipo de cervezas, las mejores para compartir con amigos.

Na Zdraví!

2 comentarios:

  1. Tu blog me ha venido estupendo para el viaje que hice hace unas semanas. Enhorabuena por tu dedicación y esfuerzo.

    ResponderEliminar
  2. Javier,
    Me alegro haberte podido ayudar, al menos en lo que respecta a comida y bebida. Gracias por los cumplidos.
    Un saludo

    ResponderEliminar