Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de julio, 2008

Ignorando al gigante, casi... (II)

Primera parte

Cuando llegué al final de la calle arbolada pude ver como se me espacaba el trolebús. Habría que esperar. Por suerte, no demasiado, y por suerte, había parado de llover, al menos por el momento.

Me bajé en el centro, en la parada Muzeum. Tenía que tomarme el tranvía 4 para llegar a mi proximo destino. Para ello tendría que caminar unos 400 metros cruzando Smetavý Sady. Un paseo que seguramente hubiese disfrutado mucho más si no hubiese empezado a llover de nuevo.

Para cuando había llegado a la parada del tranvía, justo frente a la imponente sinagoga de Pilsen, el sol había asomado, de nuevo. El tranvía 4 llegó rápido y en menos de diez minutos me dejó en la parada Sokolovská. Estaba ya a pocos metros de U Rytíře Lochoty.
Está lejos de Purkmistr no sólo a la distancia sino en concepto. Mientras que el hotel y pivovar abierto el año pasado grita a los cuatro vientos que allí se elabora cerveza, Lochoty, abierto en 2001, pero que parece más antiguo, es más bien una hospoda de b…

Ignorando al gigante, casi... (I)

Tenía el día frente a mí. Había gente de vacaciones. Evalué mis opciones, ir a casa después de comer algo, leer pavadas en internet o quizás ver una película alquilada al paso, o ir Pilsen y visitar los tres brewpubs que allí funcionan.

Adivinen qué elegí....

Casi no voy, el día estaba feo y no pintaba que iba a mejorar. Pero los mapas que había impreso desde internet, la cámara de fotos, las notas que había tomado sobre el transporte público y el libro que tenía para leer durante el viaje me pesaban
mucho, así que cerré la campera y fui a Smíchovské Nádr. a tomar el tren de las 10:24.

Podría haber tomado el autobús de Student Agency desde Zlíčin, pero no estaba seguro del horario, ni del precio (seguramente más barato que el tren) y no tenía ganas de irme hasta ahí y que me digan que el autobús está lleno y que tengo que esperar el siguiente. Además, sabía que tren me dejaba más cerca del centro y de uno de los trolebuses que tenía que tomar para llegar a uno de mis destinos.

90 minutos m…

Sutil belleza

Pivovar Kout na Šumavě en Domažlice es una verdadera rareza. Originalmente fundado en 1736, cerrado en 1969 para resucitar en 2006, y no como un brewpub de los tantos que han abierto en los últimos años, sino como una cervecería industrial. Y con mucho éxito, al parecer, su distribución se ha estado expandiendo de a poco en Plzeňský Kraj y sus cervezas han estado ganando muchos adeptos entre los conocedores, tanto así que su 12° ya está considerada entre las mejores Pilsner Lager del mundo.
Lamentablemente en Praga no se consigue, no hay nadie que la tenga de manera regular, y no hay nadie que distribuya las botellas. Así que para saborearla tuve que esperar hasta que, unas semanas atrás, Zlý Časy incluyera la legendaria 12° en su minifestival pilsenero. Es una cerveza simplemente brillante, como dije entonces.
El otro día, mientras me estaba con un par de amigos tomando unas cervezas en uno de mis lugares favoritos,m una botella con la etiqueta de Kout na Šumavě se materializó en mis m…

La Ronda #2: Cerveza o Cervecería

Es mes es Chela es el que paga La Ronda y propone una más que interesante y no muy fácil de contestar pregunta:
"¿Está la cerveza hecha para disfrutar en la intimidad de nuestros hogares tomando el protagonismo absoluto o más bien es una bebida social que se engrandece cuando se toma al calor del bar acompañada de tu gente favorita?"

Si me remonto al pasado casi lejano, la respueta es simple, cervecería. En ese entonces casi no tomaba cerveza en la intimidad de mi hogar. Cuando lo hacía era casi siempre mientras miraba fútbol o básket en la tele. Pero con amigos, ya sea en una cervecería, en la calle o en la casa de alguno, la cerveza no podía faltar. Incluso en asados, donde el que manda es el vino, la cerveza se tomaba para acompañar la picada previa. Claro que entonces tomaba casi cualquier cosa que se haga llamar cerveza.
Hoy mi relación con la divina bebida es más madura, más seria y más estrecha. La pregunta sólo se puede responder si analizo qué cerveza estoy tomando y q…

A de P (Antes de Pivo)

Antes de ponerse a elaborar algunas de las mejores cervezas del mundo, los checos bebían "medovina", que literalmente significa vino de miel, pero que en español se conoce como hidromiel.
Es una de las bebidas alcohólicas más antiguas que se conocen que tiene una más que dignificada historia, al menos desde el punto de vista mítico. Se dice que era la néctar que bebían los dioses olímpicos o el soma del panteón persa. Era también la preferida de los dioses nórdicos. Figura en leyenda de Beowulf y en antiguas leyendas checas como la del Patriarca Czech o la de Bivoj y El Jabalí.
Con el paso del tiempo su papel protagónico fue tomado por la cerveza y el vino, sin embargo nunca desapareció, siempre estuvo ahí y sigue siendo muy popular en épocas navideñas donde se lo suele beber caliente.
A pesar de su nombre checo, no es un vino. Su elaboración es similar a la de la cerveza, sólo que en lugar de fermentar una infusión de cereales, se fermenta una infusión de miel, a le que en alg…

Una buena y una mala

Primero la buena:

Parece que la otra gran cervecería checa está empezando darse cuenta en qué año estamos. Luego de haber lanzado la espantosa Pardal, siguiendo la tendencia de cervezas baratas de mala calidad que había pasado ya hace unos años, ahora, algo tarde pero mejor que nunca, se ha convertido en la cuarta cervecería en sacar los tanques. Un día caminando por Štěpanska noto en la puerta de U Šumavy un sticker que anunciaba nepasterované tankové pivo. Más tarde oi que Budvar tankový también se puede conseguir en la hospoda U Medvídku. No noté demasiada diferencia entre el "nuevo" producto sin pasteurizar y el tradicional pasteurizado, quizás algo más de cuerpo y sabores algo más frutales. Tengo que admitir que la Urquell tanková, en el lugar adecuado, sigue siendo mejor. 
Pero Budvar no terminó ahí. El consumo de cervezas sin alcohol se ha incrementado de manera notable en los últimos años, algo que las cerveceras no han dejado de notar y algunas han empezado a ofrecer …

Visitando Parientes

Fuimos el otro día a visitar unos parientes de mi media naranja en Strakonice, una cuidad a unos 160km al Sur de Praga. La excusa, una celebración familiar. El clima estaba ideal para sentarse en el jardín, hacer algo de carne a la parrilla y tomar bastante cerveza (bueno, cualquier clima es bueno para ésto último). La cerveza elegida, por supuesto, fue la del pivovar local Strakonice, principalmente en su versión Švanda, un nuevo integrante en su línea de productos que ha reemplazado la localmente popular "10". Como su antecesora, ésta es una muy buena cerveza de sesión, de amargor ligero, pero con bastante cuerpo y sabor maltoso para su 3.8%ABV. Pero hubo una cosa más que nada que me llamó la atención en la etiqueta.

Durante y luego de la presentación que Pivovar Strakonice hizo en Pivovarský Klub en noviembre del año pasado, Evan Rail y yo nos quejamos sobre algunos de los aspectos del marketing de la empresa. Entre ellos nos sorprendió que, a pesar de serlo, en ningún lug…

Desembarque vikingo

Un par de semanas atrás tuve una más que agradable visita, Knut Albert, colega blogero cervecero de Noruega. Knut vino a Praga de viaje de negocios y como es su costumbre, decidió pasar un día extra para así poder explorar la escena cervecera praguense.
Llegó un domingo, lo pasé a buscar a su hotel y fuimos derecho a Zlý Časy para degustar las delicias de Plzeňský Kraj, de ahí nos fuimos a Pivovarský Klub a tomar un par de cervezas más y elegir unas botellas para llevar a Noruega.
Fue una tarde ideal para tomar excelente golden lager de bohemia, charlar sobre cervezas y pasarla muy bien. Es realmente notable el efecto que nuestra pasión cervecera tiene. Dos completos extraños, de edades diferentes, culturas diferentes, que nunca antes se habían visto pudimos pasar una muy agradable y extendida tarde con nada más, ni nada menos, que cerveza como excusa.
No voy a extenderme demasiado en la crónica del encuentro, si están interesados, pueden leerla en el blog de Knut, en esta y esta entrada…

La Ronda: La peor cerveza - A pagar la cuenta

¡Qué buena experiencia que ha sido esta ronda! Muchos blogs cerveceros en español participaron, e incluso hubo uno en portugués y otro (mayormente) en inglés. Genial.
La premisa de esta ronda era que cuenten cuál había sido la peor cerveza que habían tomado en su vida, tratando de evitar mencionar a los sospechosos de siempre, que todos ya conocemos. La idea era compartir una experiencia realmente desagradable con una cerveza nueva.
En mi caso, fue Llavallol, una cerveza tan horrenda que aún recuerdo a pesar de haberla tomado hace 16 años.
El resto de las historias fueron todavía más interesantes y, en algunos casos, algo sorprendentes para los no iniciados.
Se mencionaron varias cervezas artesanales. Los integrantes de la Logia Cervecera de Argentina mencionaron seis: Barba Roja de Trigo, Banhoff rubia y negra, Oktober de trigo comprada en San Luis, Argentina, de nuevo Barba Roja, esta vez con limón y Cortesana Oatmeal Stout. Andrés, de Culturilla cervecera menciona la Cannabia alemana,…

Altas temperaturas

Salvo un par de días lluviosos, junio fue un mes espectacular para tomar esas maravillosas cervezas de verano como Golden Lagers y cervezas de trigo. Y de éstas últimas han habido varias y todas excelentes. Empezando, claro, por la cada vez mejor y más popular Primátor Weizen, tanto en su versión de barril como de botella es una cerveza que nada tiene que envidiarle a sus pares alemanas. En un ángulo más artesanal, pude degustar la soberbia Pšeníčné de Pivovar Strahov. Cuerpo suave, pero untuoso, muy refrescantes matices de banana y canela con un delicioso final ácido con toques de crema. A 59Kc el medio litro, (sí, leyeron bien, Strahov, cuando quiere sirve en vasos de medio litro) no es barato, pero no está nada mal. Pasó también por mi paladar la frutal, casi tropical Weizen de Ječmínek Prostějov. Cerveza casi ideal para acompañar un almuerzo picantito.
Ah! Pero eso no es todo, durante el minifestival en Zlý Časy se presentaron no una, sino dos cervezas de trigo. Purkmistr Weissbier…