Ir al contenido principal

Manantial dorado

Ésta es otra de esas cervezas que al principio no me gustaban, que siempre trataba de evitar. Zlatopramen 11° se encontraba en la lista de mis cervezas menos favoritas. Como en el caso de Platan, en algún momento algo cambió para mejor y dejé de escaparle.
Zlatopramen es la marca de cabecera de Drinks Union, hoy flamante propiedad de Heineken, junto con Krušovice y Starobrno. Fueron ellos los que iniciaron la tendencia de las jedenáctký. Hoy casi no hay cervecería que no elabore una variante de 11°balling, muchas veces casi indistinguible de la 10° o 12°. Tal fue el éxito en el mercado de esta cerveza que logró que Zlatopramen, otrora marca barata de la más prestigiosa Březňák sea favorecida por la gente de DU. Mucho se debe las campañas publicitarias con el brillante slogan "O stúpen lepši" (un grado mejor). Es una cerveza que apunta a competir con las desítký más tomadas como Gambrinus o Staropramen, nada muy ambisioso en términos cualitativos.

El otro día tenía ganas de tomar algo distinto con el almuerzo en casa. Estaba cerca de uno de los locales de una de las cadenas de supermercados y decidí entrar para ver qué tenían. No me sorprendió nada (ni me alegró) ver que es más fácil encontrar basuras importadas como Heineken, Stella Artois e incluso Corona (?!?!) que cervezas regionales checas. Me llevé una botella de Zlatopramen 11° porque hacía mucho que no la tomaba.

Al servirla genera muy buena espuma, que persiste por bastante tiempo. El color es dorado intenso y poco gas. Una cerveza bastante apuesta. En los aromas sentí suave caramelo acompañado por crema dulce y todo como guarnición de frutas tipo piña. Al tomarla entra más bien frutal y acaramelada y termina con matices herbales amargos, muy placentero. Una cerveza sin ningún tipo de pretensiones, pero que se deja tomar muy bien. No es algo que buscaría activamente, pero tampoco seguiría de largo si ando con sed en un día de verano. No podría tampoco objeciones si alguien la propone como cerveza de sesión.

El gran misterio es qué pasará con esta, y las demás cervezas de Drinks Union, una vez que Heineken se termine de hacer cargo. Esperemos que sigan el ejemplo de Starobrno y no de Staropramen.

Na Zdraví!

Comentarios

  1. Desde que llevo leyendo tu blog, alog que me ha quedado claro es que la cerveza en Chequia es como el vino en España, la bebida por excelencia.

    Me ha extrañado mucho eso de poder encontrar más fácilmente cervezas importadas que las cervezas locales en los supermercados. En España, ahora mismo, ocurre lo contrario, primero y en destacado puedes encontrar los caldos de las bodegas más cercanas, después los vinos de otras regiones del país y raramente encuentras algun vino francés o de otra procedencia (dependiendo del supermercado)

    A ver si en Praga toman nota, porque cuando yo estuve en los supermercados buscando cerveza para traer a mis familiares sólo encontre Staropramen y alguna que otra marca (y también había vino Don Simón xDDD usado aquí para mezclar con Coca-cola o gaseosa y poco más)

    ¡Saludos desde España!

    ResponderEliminar
  2. Es que Heineken no parará nuca???

    En otro orden de cosas y por si no lo vieras en un comment anterior ahí va la Ronda desdeCAAC(un tipo de back up) y mi post acerca del tema desdeSursum&Corda, a ver si hay manera de que esto siga adelante, yo creo que sí.Ya voy pensando temas para próximas ediciones. Haya Salud

    ResponderEliminar
  3. esaiz,
    Gracias por escribir.
    La razón por la cual es más fácil encontrar las cadenas de supermercados basura importada que cervezas regionales es que, salvo Budvar, las cervecerías grandes pertenecen a multinacionales que tienen contratos globales con las cadenas de supermercados. Cuandon quieren lanzar un nuevo producto al mercado, no tienen que pagar "entrada" como les sucede a las cervecerías más chicas. Por "entrada" me refiero a la tarifa que los supermercados cobran a las empresas (que no sean grandes multinacionales) para que sus productos puedan ser vendidos en las góndolas. Lo cual es algo tan perverso como suena. Eso pasa en todo el mundo y por lo general, a los las cadenas lo último que le importa es la calidad.
    En cuanto a los vinos, tampoco los compro en supermercados, prefiero comprarlos en comercios especializados, como hago por lo general con la cerveza y, de hecho, la mayoría de las cosas que consumo.

    Chela,
    Si lo que se dice de la gente de K Brewing Group es cierto, parece que Heineken no va a poder hacer mucho más por acá. El K Brewing group es una empresa que empezó a comprar, o a invertir en, cervecerías regionales. Son dueños de Platán, Janáček, Jihlava y Klášter (creo) y tienen acciones en Černá Hora, Regent, no me acuerdo que más y Svijany - Rohozec, que hace poco compró Primátor.
    Según dicen, es para que estas cervecerías no caigan en las sucias manos de Heineken u otras peores. Si dicen la verdad o no, el tiempo lo dirá. Tengo ganas de creerles

    ResponderEliminar
  4. K Brewing Group es 100% capital checo o tiene participación extranjera?? es interesante ver que alguien puede controlar estas cosas ya que Heineken si se ocupa de algo más que de la distribución acaba comiendo mercado y eliminando competencia de manera absolutamente descarada. La prueba de ello es que-al menos en España- Guinness, Paulaner y Fuller's, las tres que distribuye, mantienen la calidad esperada y esperable mientras que el resto de las que vende( tras absorberlas) tienen una pesima calidad. Espero y deseo que no sea así y que tras el fracaso de Krusovice( en Asturias ya no se vende más) las dos únicas Checas de calidad que llegan aquí-Primator y Regent's, sigan conservando su originalidad.
    Haya Salud

    ResponderEliminar
  5. Hasta donde se sabe, K Brewing es 100% capital checo.
    Todavía no está muy claro qué es lo que quiere esta gente. Son bastante elusivos y no dan entrevistas. Además, la empresa está registrada como empresa de bienes raíces.
    Lo que mencioné antes, que quieren parar a Heineken salió de un artículo que lei en checo que relataba, entre otras cosas, una conversación casual entre el que escribía y uno de los dueños de la empresa.

    ResponderEliminar
  6. Max, tiene una traducción la terminación "pramen"? por que se llaman tan parecidas la Staropramen y esta?

    Nota de color... que lindas las niñas checas!! :) En el seminario que estuve habia una que media como 1.80... un monumento! :D

    ResponderEliminar
  7. Pramen tiene traducción y significa justamente manantial. Zlato es oro, en este caso, el adjetivo, dorado, así que Zlatopramen es, como dice el título, manantial.
    Staro es el adjetivo viejo. Staropramen es entonces, manantial viejo. (aunque cualquiera que pruebe las cervezas de Smíchov podría llegar a deducir que Staropramen significa cloaca).
    Ah! Las chicas checas! Qué lindas que son. Salir a caminar por Praga (o cualquier otro rincón del país) es una fiesta para los ojos en especial en primavera-verano (les gusta mucho mostrarse a las chicas acá). Hace seis años que vivo acá, estoy más que felizmente casado, pero a veces me dan ganas de darme una ducha fría cada dos cuadras.
    Como me dijo alquien una vez. Estar casado en Praga es como ser diabético y trabajar en una fábrica de chocolate.....
    Excelente cerveza y mujeres hermosas. y todavía hay gente que me pregunta por qué me vine a vivir acá...

    ResponderEliminar

Publicar un comentario