27/3/08

Cuando el bolsillo aprieta

Normalmente nadie iría contento a la oficina de impuestos a dejar su declaración jurada. Yo no soy excepción. Los impuestos me llegan en mal momento con lo sacudida que mis finanzas están luego de la mudanza. Por suerte, no muy lejos de mi oficina impositiva se encuentra un lugar al que hacía rato tenía ganas de ir, U Klokočnika.
Si los precios de la cerveza en U Rokytky datan de 2002-3, los de U Klokočnika son aun más antiguos.
Pero no es cualquier cerveza la que sirven, no me iría hasta tan remoto lugar por una Gambáč por más barata que esté (bueno, considerando mi balance en el banco, quizás lo pensaría en estos momentos). Lo que allí se puede encontrar son las cervezas de Pivovar Kácov.
Pivovar Kácov es algo entre un brewpub y una pequeña cervecería industrial. Parte de su capacidad es utilizada por Pivovarský Klub, para elaborar la Štěpán, y por el ex maestro cervecero de Ferdinand para elaborar su marca Bohemia Gold. Según la página de la cervecería (que está solamente en checo, pero si les interesa es www.pivovarkacov.cz), ésta existe desde el año 1457 y, como muchas otras, paso por muchas manos antes de llegar a la de sus actuales dueños.
U Klokočnika es el único lugar donde las cervezas de Kácov se pueden encontrar todos los días. Es un lugar más de barrio imposible. Pocas concesiones a la modernidad, con el menú de día escrito a mano y fotocopiado. La clientela, al mediodía, los trabajadores de los talleres vecinos, el resto del día, los borrachos locales.
La comida es bien de hospoda, pero lo que he comido, si bien no me hizo gemir de placer, no estaba nada mal. De hecho, las papas fritas fueron de lo mejor que he comido en Praga. No podría asegurarlo, pero me dio la impresion de que eran caseras.
Kácov elabora de manera regular cuatro cervezas, todas disponibles en esta hospoda. Desítka y Dvanactká tanto čisté (limpia, tal como las llama el camarero) o kvasnicové.
Probé las cuatro. No tengo demasiado que decir de la 12° čisté, me pareció una golden lager normal, nada memorable, pero nada mal. La kvasnicové es un tanto más interesante. Dorado intenso, con la turbiedad casi esperada de una kvasnicové, aunque aquí cabe también aclarar que se trata de una cerveza sin filtrar. El aroma es bien seco, con toques de pomelo, menta y cannabis. El sabor es suave, también tirando a lo seco y predominan las hierbas aunque en el fondo pude sentir sutiles toque de miel.

Curiosamente las que más me gustaron fueron las dos más baratas, las desítky. La "limpia" tiene un aroma que me hizo acordar a cítricos y manzanas verdes. El sabor también es seco, con un intenso final herbal, que deja un persistente regusto cítrico, una de esas cervezas ideales para tomar en cantidad en verano. La 10°kvasnicové es la que para mí se lleva los premios. A simple vista es irreconocible de su hermana mayor. Al sentir su aroma, sin embargo, empezamos a notar la diferencia. Noté peras y hierbas (más que nada menta) y el sabor es deliciosamente frutal, al principio, para luego disparar como por sorpresa un final amargo y muy placentero. Definitivamente una cerveza que me gustaría tener en verano en un tirador al lado de mi escritorio. Deliciosa.
Salvo esta última, todas me parecieron demasiado carbonizadas, hasta el punto de resultar algo molesto en la n the 12°čisté. También, salvo la última, ninguna me movió el piso, e incluso sigo prefiriendo la de Chýně. Pero si tenemos en cuenta el precio de estas cuatro cervezas en esta hospoda, el balance es mucho más que positivo. Ah! El precio? Fíjense en la foto de abajo. No creo que se pueda conseguir algo más barato en Praga.
Seguramente voy a volver a U Klokočnika, me gustó la onda del lugar, que en verano puede ser de lo más agradable para sentarse a tomar unas piva con amigos en esas mesas frente a la hospoda bajo esos seguramente frondosos árboles.

A primera vista, llegar puede parecer complicado, pero no lo es tanto. Simplemente tomarse el tranvía 18 en el centro hasta la anteúltima parada, Na Veselí, y luego seguir derecho unos 200m hasta que se encuentran con la hospoda.

Restaurace U Klokočníka
Na Veselí 702/48
140 00 Praha-Nusle

No hay comentarios.:

Publicar un comentario