Ir al contenido principal

Empezó a full

Impresionante el comienzo del 2008. Desde el primer sorbo de la soberbia Florenc 14:14 hasta la deliciosa 11° de Berounský Medvěd que acompaño la cena de ayer, enero fue un mes espectacular.
Pasaron también la brillante Dopple-dopple Bock, y ni hablar de la švestkové y la siempre maravillosa OldGott Barique de U Medvídku. Pero eso no es todo, Pivovarský Dum tuvo como cerveza del mes la žitní (centeno) ale, una poltmavé con notas frutales y melosas en su aroma y lindo sabor con bien equilibrado caramelo y frutas tropicales con un final corto y algo cítrico. Me gustó mucho.
Quizás lo mejor del mes fue la apertura de Pivovar Bašta, con sus baratas y muy buenas cervezas, en especial la bavorské. Cada trago de esa delicia parecía un bocado de torta casera. Espero que la vuelvan a servir pronto.
Pero hay más. Aquellos que han estado en Pivovarský Klub en estos dias han podido probar la genial Rambousek Dyňové (calabaza). Sí una cerveza saborizada con calabaza, que, como era de esperarse del artista Rambousek, es deliciosa. Ámbar intenso, espesa espuma, con un aroma mezcla de frutas, hierbas y algo raro pero nada malo. Al tomarla hay mucha levadura con el amargo del lúpulo perfectamente balanceado con dulces notas frutales. El final es complejo, con caramelo y notas de regaliz. Una obra de arte.
Junto con ella, por fin pudimos también probar una de las cervezas más delirantes y esperadas de los últimos tiempos, la Tokaj 16°. Se dice que Tokaj es la denominación de origen controlada más antigua del mundo. Son vinos elaborados en la región húngara del mismo nombre, se caracterizan por ser dulces y se tomán más como vinos de postre, pero su principal característica es la forma en que se elaboran, las bodegas son cuevas en roca volcánica cuyas condiciones naturales permiten añejar estos vinos de manera casi indefinida, se dice que en algunas de ellas hay botellas de 300 años de antigüedad. No creo que se hayan usado vinos tan viejos o caros para esta rareza, pero el resultado es más que intersante. Esta cerveza ámbar con notas de manzanas dulces y caramelo en sus aromas tiene un sabor predominantemente meloso con suaves toques de madera ahumada y frutas tropicales. Sería una cerveza extraordinaria si el dulzor fuese un poco menos intenso. Como experimento, se lleva una buena nota, pero esperaba algo un poco más loco en su sabor. Por otro lado, es muy buena como cerveza de postre. Y casi me olvido de la Trubač, la deliciosa cerveza oscura de Městský pivovar Štramberk, como bien dice Evan Rail, una de las más lindas cervezas en su categoría
El premio, sin embargo, se lo tengo que dar, de nuevo, a Chýně. Esta vez para su espectacular 14° tamvé. Una cerveza hermosamente oscura con cremosa espuma beige y un cuerpo tipo Coca Sarli es sus épocas de gloria (perdón por el argentinismo:). En la nariz sentimos una linda mezcla de café dulce y cacao. Al tomarla el café se vuelve más intenso y el dulzor es propiedad del caramelo, el final es como un buen espresso a la italiana, decir que es deliciosa es insultarla casi.
En en enero tomé un total de 52 cervezas distintas. Tenía pensado poner una lista de ellas, pero no creo que valga mucho la pena. Igual quiero mantener una cuenta y ver con cuántas termino el año.
Na Zdraví!!!

Comentarios

  1. Que cosa rara una cerveza con calabaza! No me puedo ni imaginar su sabor! :)
    52 cervezas distintas en un mes... nadie de aca podrá igualarte en ese record, simplemente porque si hacemos esa progresión, nos quedamos sin cervezas nuevas para probar en 4 meses! :)

    ResponderEliminar
  2. La cerveza de calabaza es buenísima y, sí, tiene un sabor algo raro, pero muy rico. Según lo que me contaron, el tipo agregó la calabaza al cocinar el mosto.
    Ojo! lo de las 52 cervezas distintas incluye a todas. no solamente las nuevas. Entre las que conté están las Svijany y Rohozec que tomo en casa todos los días. Lo que quiero hacer es contar este año cuantas cervezas distintas tomo. Por supuesto, este mes, la cuenta va a ser menor porque muchas se van a repetir.

    ResponderEliminar
  3. Aunque no sea la que más me interesa de las buenas cervezas a las que haces referencia, me llama la atención un detalle de la cerveza de calabaza que mencionas.¿Es de fermentación baja o alta?.

    Hace tiempo probé una ale de calabaza,hecha por la microcerveceria de Brooklyn Brewery de Nueva York y llamada Post Road Pumkin Ale. El tipo que me la dió también me dijo que se cocía la calabaza en el mosto pero no me explicó nada más. De todas formas no me gustó gran cosa,algo anecdótico como cerveza que creo hay que probar pero nada más. Haya salud

    ResponderEliminar
  4. Hummm... eso de agregar cosas extras al mosto da para experimentar un monton! Al final mi delirio de una cerveza con dulce de leche se puede volver real! :)

    ResponderEliminar
  5. Chela,
    La de calabaza es una lager, fermentada a 13°balling.
    No sé como habrá sido la que probaste vos, pero en este caso, lo que este tipo logró con la calabaza es que le de una interesante vuelta de tuerca a la cerveza. Si no te dijesen lo del adjunto muchos no se darían cuenta que allí está, y sentirían un sabor extraño pero agradable. El que la hizo es el mismo que hace la angelical cerveza saborizada con miel de castaños, y una vez le probé una cerveza con higos que estaba, como decimos en argentina, un polvo de buena.
    Pero ese es justamente el tema de adjuntos y otros ingredientes saborizantes agregados en otros momentos del proceso, la proporción y cuándo agregar. Esa muestra cerveza con cúrcuma que probé con el maestro cervecero de U Medvídku, con menos especia hubiese sido una cerveza más que linda.
    Lo cual me lleva al delirio de galápagos. Todavía no he podido hacer mi propia cerveza (algo que espero poder corregir este año), pero me da la idea de que habría que ser un cervecero algo más experimentado para empezar a probar con ingredientes poco tradicionales.
    Alguien que me diga si estoy equivocado, pero cuando todavía vivía en Baires me acuerdo haber visto un reportaje a la gente de Buller o de la microcervecería en Pilar diciendo que tenían una cerveza saborizada con dulce de leche.
    Creo que podría ser interesante, pero de nuevo, el tema de las proporciones es fundamental. Poco, y es perder el tiempo, demasiado y te sale un asco....

    ResponderEliminar
  6. La verdad que nunca vi que tanto Buller como Stone hiciesen una cerveza con dulce de leche... Y si la hicieron debe de haber salido mal porque debe de haber durado muy poco... :)
    Y si, seguramente hay que ser un maestro cervecero más que experimentado. Si apenas nos sale una cerveza aceptable haciendo el proceso tradicional, imaginate haciendo experimentos... :)

    ResponderEliminar
  7. La que yo probé era excesivamente dulce, como en muchas de sus cervezas los Yankees tienden a la exageración ya se sabe...Pero si creo que debe probarse.

    Sobre el tema de los adjuntos estamos de acuerdo en que la experiencia del maestro debe ser muy grande para poder controlar algo tan, en mi opinión, delicado. Como ya hablamos otras veces me gustan las que tienen adjuntos naturales y cuya añadido se hace a través del mosto, como es el caso de la que mencionas. Los añadidos de jarabes, concentrados y esencias no son de mi agrado. El punto como todo en esta vida creo yo que se mueve en un equilibrio, en una integración total de esos ingredientes en la cerveza.

    Sobre la cerveza de dulce de leche.
    Una idea que igual queda bien puede ser el hacer una stout al dulce de leche, al estilo de las sweet stout a las que se le añade lactosa para ahcerlas dulce y se emplean como vigorizantes. Puede ser un bombazo Galapagos.....
    P.S.Yo todavía no hice cerveza ,pero veo que este 2008 es la hora de ella un compañero de la CAAC tiene una Casona del Siglo XIX en el campo con una bodega subterránea que me está dando ideas para hacer unas Kellerbier a la asturiana jejejeje. Estamos seleccionando que barriles de madera se pueden usar...Veremos que sale

    ResponderEliminar
  8. Una vez probé agregar caramelo en la olla de hervor, trate de realizar un Candy Sugar, como muchos foros explicaron, pero no me salio muy bien y quedo un caramelo, Además de aumentar considerablemente la densidad final del mosto luego del hervido, algunos aromos a caramelos se intensificaron bastante, logrando una agradable sensación en nariz y boca.
    Nunca experimente con el agregado de adjuntos en el momento de Mash, pero debo confesar que con esto de la calabaza me han tentado, quizás cuando tenga un poco de tiempo me largo con una prueba .
    Hace mucho que no experimento pero se pueden hacer muchas cosas en las cervezas durante las diferentes etapas, con agregados de adjuntos naturales que acomplejan los sabores y aromas. Por ejemplo, he oido hablar del agregado de café expreso, chocolate, especias, etc y lo último que vi es una cerveza brasilera verde que en el mash agregaban yerba mate. Sobre gustos........
    NANO

    ResponderEliminar
  9. Nano,
    Tenés razón, se puede hacer mucho con la cerveza, y eso es quizás lo más lindo de esta bebida, la posibilidad que te da de experimentar. Yo acá he probado cervezas elaboradas con papa reemplazando a parte de la malta, cervezas saborizada con ortigas (ingrediente muy usado incluso en Alemania antes de imponerse la ley de pureza) que es de por sí muy interesante y refrescante. Una oscura 18°balling con cardamomo que es muy buena, otras con gengibre, etc. La más loca es la elaborada con vino Tokaj, que la volví a tomar hoy y tengo que decir que había evolucionado de una manera muy interesante, el sabor y el aroma del vino estaba más presente, me gustó más que la vez pasada.
    Y claro, están las locuras que hicieron en U Medvídku, en este caso se agregaron los saborizantes, naturales, una vez que la cerveza estaba lista.
    Me encantan estas cervezas expermentales, las apoyo y me gustaría que haya más, que se rompa un poco el molde.
    Ahora, lo de dulce de leche, en una cerveza oscura fuertona con bastante tostado, puede ser MUY interesante.

    ResponderEliminar
  10. Muy interesante intercambio de comentarios! Les comento que hasta hace unos años a la stout de Buller le agregaban dulce de leche, al menos eso decia en la descripcion de la cerveza, yo nunca le note nada especial, para mi era imperceptible, pero bueno, hace años tenia el paladar menos entrenado que ahora. :)

    ResponderEliminar
  11. Nah! en serio decía que tenia dulce de leche? Yo la probé y no noté nada...
    Maldición... que innovador trucho que soy! jaja :)

    ResponderEliminar
  12. JA! No estaba tan borracho entonces. Vaya uno a saber por qué la dejaron de hacer. Si tuviese que apostar, es porque la gente no la pedía.
    en ese entonces, cuando vi el reportaje me acuerdo haber pensado que la cerveza esa era cualquier cosa. Claro, entonces era un "leydepurecista". Hoy que ya he visto la luz, me gustaría probarla, así que galápagos, adelante!

    ResponderEliminar
  13. Hola a todos, quería agregar un bocadillo, la cerveza de calabaza es algo tradicional en la noche de brujas de EEUU , preparan lo que llaman Pumpkin Beer, generalmente Ale, macerando 50%50 de maltas y calabazas. Nunca me anime a probarla.
    En este caso lo que comenta Max agregan la calabaza en el hervor como un saborizante, agregando almidón sin convertir, el sabor debe ser totalmente distinto.
    Debe quedar bastante turbia no??

    ResponderEliminar
  14. Buen comentario Sebas.
    No creo que Rambousek haya usado tanta calabaza.
    Es una cerveza turbia, pero son todas las de este pivovar ya que el tipo nunca las filtra.
    Gracias de nuevo por el comentario!

    ResponderEliminar
  15. Eso de la turbides en la cerveza da para hablar largo rato...
    Por lo que leo y he hablado con elaboradores artesanales, si uno cuida bien el proceso de llenado de los fermentadores (dejar en la olla de hervido la mayor parte de suciedad del mosto posible) y despues con una buena maduración en frío, la cerveza sale tan cristalina como si hubiese sido filtrada. Lo cual me lleva a pensar entonces por que hay cervezas rubias tan turbias? Por gusto propio del que la elabora?

    ResponderEliminar
  16. Interesante.
    Acá la mayoría de las cervezas artesanales son turbias. En todos los casos que he visto, si filtran las partículas gruesas para tratar de dejar la menor cantidad posible de sedimentos. En todos los casos, se las llaman nefiltrované.
    Algunos, incluyendo cervecerías industriales, vuelven a agregar levaduras durante el reposo o antes de envasar, que puede llegar a dar cierta turbiedad a las cervezas.
    A mi personalmente me gustan mucho, tienen otro cuerpo y algo más de carácter.

    ResponderEliminar
  17. Si, totalmente de acuerdo. A mi las cervezas turbias me gustan más.
    Pero me queda la duda si las dejan turbias porque quieren o porque utilizan otro proceso o por alguna otra causa.

    Aca las clarifican en su mayoría por un tema de percepción del consumidor. Seguramente el que no está acostumbrado a una cerveza que no sea una de las industriales le debe de chocar verla turbia y capaz que cree que está mala.
    Tal vez esa sea la principal razón...

    ResponderEliminar
  18. Ahí está la cuestión. La percepción del consumidor. Pero los cerveceros artesanales tienen un poco de responsabilidad en esto. Me pinta que muchos de aquellos que compran cervezas artesanales tienen la "educación" necesaria para saber que una cerveza sin filtrar, con levadura viva, no es mala sino que es todavía un organismo vivo que puede evolucionar.
    Los cerveceros artesanales tendrían que empezar a educar a los consumidores en eso. Se empezará de apoco, por los conocedores, y luego seguramente se extenderá al consumidor promedio. Todos saldrían ganando.
    A ver qué dice Nano al respecto....

    ResponderEliminar

Publicar un comentario