30/3/07

Cuando viene de arriba....

Los que me conocen saben que me gusta comer, y me gusta comer bien. Sin embargo, no suelo visitar restaurantes de lujo. Por un lado es porque mis finanzas realmente no me lo permiten, por otro, es que, la verdad, no le veo mucho sentido a pagar por un primer plato el precio de una buena cena, con buena y abundante cerveza, en una buena hospoda en Praga. Ahora, si alguien invita, la cosa es distinta. El otro día, los representates de una empresa multinacional que es proveedora de la empresa de mi mujer estuvieron en Praga y, como corresponde en empresas grandes, invitaron a sus business partners a cenar a un buen restaurant, en este caso, insistieron en que yo tambien fuese (no sé, a lo mejor querían darle un toque exótico a la velada).
El restaurant elegido, Modrá Rúže (La Rosa Azul), un restaurant de lujo en serio. Muy íntimo, muy lindo, chico y muy muy caro. No voy a entrar en detalles de lo que comimos todos, yo, me deleité con una entrada de langostinos grillados, plato principal de faisán y ,de postre, frutillas flambeadas en Grand Marnier, terminando con una copa de muy buen Cognac. Todo muy muy rico, muy bien preparado y con un servicio impecable. Por supuesto, no faltó el vino. Los anfitriones eligieron un Trivento Malbec que sorprendentemente se llevó muy bien con mi faisán (con la entrada tomé cerveza). No vi la cuenta, pero me imagino que debe haber bordeado las 20.000Kc (714EU). Fue una velada muy amena, con excelente comida en un lugar muy recomendable para aquellos que pueden pagarlo (o aquellos cuyas empresas no tienen problema en pagarlo).
Pero no todo es color de rosas....
Primero, los precios por la comida son caros, pero creo que justos. Es evidente que los ingredientes son de primera calidad, las frutillas de mi postre, por ejemplo eran bien frescas y con sabor, no como esas que se compran en supermercados fuera de temporada, y todo muy bien preparado. Los precios por las bebidas, sin embargo, bordean el robo. 130Kc por una botellita de Pilnser Urquell!!! 2500Kc por una botella de vino que uno puede comprar al proveedor por 600Kc (precio minorista), me pareció muy excesivo. Pero bueno, es el negocio y todos saben que ir a un restaurant de esa categoría significa pagar un precio especial por las bebidas.
Segundo, la cerveza es sin duda la bebida nacional de Chequia. Son quizás miles los extranjeros que vienen a Praga traídos por la promesa de tomar la mejor cerveza del mundo. Por qué entonces, en restaurantes de lujo ofrecen una extensa lista de vinos, pero sólo una o dos cervezas en botella? No pretendo que sirvan cerveza tirada, ya que se arriesga que la cerveza se heche a perder si no es muy pedida, pero las botellas se pueden guardar por mucho tiempo sin perder ninguna de las cualidades del producto. En este país se producen una multitud de variedades de cerveza, sería muy interesante si se le ofreciese al cliente la posibilidad de acompañar un plato con la cerveza apropiada.

28/3/07

Y el gustito fue un gustazo.....

Ayayayay! No saben lo que se perdieron, y no digan que no les avisé.
La degustación de ayer fue algo que realmente disfruté mucho. Como dije el otro día, se presentaba la línea de productos de la cervecería Herold (una cervecería que el año pasado celebró medio milienio). Herold fue comprada hace unos años por unos inversores yanquis que, y esto le puede resultar sorprendente a muchos, no tenían la intención de restructurar la empresa, despedir a la mitad del personal y venderla unos años más tarde, sino que querían poder hacer tradiční české pivo. Las cervezas de Herold no se ven mucho en el mercado en Praga, la empresa se ha dado cuenta que luchar contra los monstrous industriales es muy difícil, así que se han concentrado en el mercado de exportación, y con cierto éxito, por lo que tengo entendido.
Herold ayer ofreció para degustación 6 cervezas. La desítka y dvanátcka estuvieron bien, nada fuera de lo común (quizás la desítka para su categoría es un poco mejor que el promedio). La cerveza de trigo, para mi gusto, no tiene suficiente cuerpo y carácter. Ahora, la cerveza negra, me pareció muy interesante, con un sabor a café bien fuerte, sin azúcar con toques herbales, y con un gusto muy perseverante; su aroma, el de cacao tostado. Me encantó. Luego pude probar la Bastard, que es una cerveza de 14 grados y puro márketing, no me gustó nada. Por último, y esta tirada (las otras habían sido en botella), la granat (14), con un sabor con toques de té bien fuerte y alguna fruta por ahi. Rico aroma acaramelado, linda cerveza. Hubo una cerveza más de la cual habló el representante de Herold, la Golden Revolution, una cerveza artesanal, de partida muy muy limitada, hecha en colaboracion con un maestro cervecero americano (dueño él mismo de una microcervecería), por lo limitado de la partida, y el precio que cada botella de 750ml tiene (más de 200Kc), no se la ofreció para degustar. Pero yo, por una de esas casualidades de la vida, había sido ya convidado el viernes pasado por un generoso caballero amigo del gerente del lugar, y debo decir que, a pesar de ser muy fuerte (23 grados), la cerveza tiene un sabor dulzón muy delicado.
La estrella de la velada, sin embargo, fue Ramses, la cerveza de higo elaborada por Pan Rambousek, quien dio un muy interesante discurso sobre su filosofía a la hora de elaborar sus mágicos elíxires. Hizo mucho hincapié en el uso de productos naturales, nada de extractos ni saborizantes, y de la dificultad, por ello, de producir esta cerveza saborizada con higos. Habló también de su superstar, la cerveza de miel de castaña, la cual es simplemente un tesoro, algo digno de los dioses.
Y qué tal la cerveza de higo? Qué puedo decir, simplemente excelente, maravillosa. Ya hablaré más de ella en unos días.
Tuve también el placer de felicitar al señor Rambousek, y agradecerle por hacer cervezas de tan alta calidad, lo cual lo soprendió bastante. Una persona humilde y con verdadera pasión por su arte. Me hubiese gustado poder hablar con él un poco más, pero no era el único que lo rodeaba. Habrá seguro otra oportunidad.
Me encontré también con un viejo colega de Berlitz (la escuela de idiomas donde trabajé mis dos primeros años en Praga), quien me insistió que me una a su club de amigos del Pivovarsky Klub, lo cual hice contento, y el organizador del "club" parecía bastante feliz de tener un extranjero entre los miembros, que son sólo cincuenta.
Ah! Y lo mejor. La entrada para socios del SPP (club de amigos de la cerveza) era de 50Kc, para el resto de los mortales, de 100Kc, y para mi, nada. A lo mejor se olvidaron de cobrarme, pero no creo, estuve todo el tiempo sentado en el bar (el lugar estaba lleno y llegué justo sobre la hora), hablé con un par de los camareros (que me conocen bastante bien), nunca me faltó la cerveza, tuve a mi lado un plato con mi propia picada, así que lo único que me queda pensar (y me gusta pensar) es que no me cobraron porque soy algo así como un amigo de la casa.
No se pierdan la próxima, que parece que va a ser el 17 de abril, y en esta ocasión se van a presentar dos nuevas cervezas de la cervecería más grande y legendaria de la República Checa.
Nos vemos
MAX

12/3/07

Lo prometido es deuda


Zelňačká (sopa de repollo o col)
Para cuatro porciones necesitan:
- Manteca o grasa de pato o cerdo
- Una o dos papas cortadas en cubitos chicos
- Una salchicha picante cortada en rodajas finitas
- Una cebolla chica picada bien chica
- Por lo menos 200g de Kisané zelí (chukrut), con el juguito mejor.
- paprika dulce
- Sal, pimienta, allspice, semillas de alcaravea, un par de hojas de laurel y (mejorana), todo a gusto.
- 1,25l de agua o caldo ligero.
- Crema agria o limón
- Opcional: harina para espesar.

En una cacerola rehogar la cebolla en la manteca o grasa hasta que empiece a transparentarse (si desean la sopa más espesa, es acá cuando tienen que poner la harina). Agregar la salchicha y dejar que largue la grasa y el condimento, hasta que todo se ponga bien colorado. Agregar entonces la paprika y los otros condimentos (menos la mejorana), mezclar un poco, y agregar el caldo o agua. En caso de haber usado harina, revolver bien para que no haya grumos. Agregar entonces las papas y dejarlas cocinar. El tema de cuándo poner el chukrut depende de cada uno. Cuanto antes lo agreguen más cocido y blando estará. Yo se lo pongo unos cinco minutos antes de terminar, así sigue un poco crocante. Cuando las papas y el zelí esten listos, agregar la mejorana, mezclar y servir. La crema agria o el limón se agegan a gusto de cada uno en el plato.

Se disfruta mejor con cerveza negra.

Na Zdraví!

Para mas datos...

Amigos, fans y lectores míos.
Algunos de ustedes ya lo saben, otros no. Mis columnas también aparecen en El Día de Praga.
El Día de Praga es una revista electrónica dedicada más que nada a la comunidad española, y a turistas de ese país que tienen pensado darse una vuelta por estas pampas y es una interesante fuente de información sobre eventos culturales y otras yerbas.
Está excelentemente dirigida, editada y armada por Antoni Ferrando, un catalán que lleva bastante viviendo aquí.
Pero El Día de Praga no es solo para leer. Si alguno de ustedes (aquellos que viven en Praga) tiene ganas de colaborar en el proyecto, solo tiene que contactar a Antoni, y el estará más que contento de recibir su aporte.
No sé qué es lo que están esperando, vayan a www.eldiadepraga.net y vean por ustedes mismos.
Asi que los dejo por ahora que me está picando el bagre.
Max Bahnson

Fe de Burradas.....

Ayayay!!!! Soy tan burro a veces. Debe ser que tanta cerveza nubla la memoria y me hace escribir gansadas.
En mi columna sobre las sopas dije que la čočková es la sopa que se toma el primero de enero para que el dinero no falte. Bueno, no es así, el primero de enero se comen lentejas (čočka) para que el dinero no falte. Menos mal que tengo una dedicada esposa que me cuida y me corrige, si no, qué hubiese sido de ustedes en el 2008!
También dije que seguro me había olvidado de más de una sopa. Al menos ahí no me equivoqué. Hoy, sin ir más lejos, tomé una prdelačká, explicada como krvavá zabijačka, es decir, sopa de sangre. Y bastante rica estaba, digna de la mesa del Conde Drácula. La otra fue la zabijačka, que se prepara con vaya uno a saber qué partes de un chancho recién faenado.
Espero no haberles arruinado el apetito....
Max Bahnson

Una recetita para grog

Hemos "descubierto" con mi mujer una nueva, y más rica, variante para el viejo y querido Grog. Es muy simple...
Una medida de rum
Una medida de jugo de naranja fresco, sin azúcar.
Agua caliente
Una cucharita de azúcar.
Disfruten
MAX

Una lástima

Ah! Louvre! Qué lugar tan bonito, tan clásico. Uno de los cafés favoritos en Praga, pero.....
El otro día fui con mi mujer a tomar y comer algo rico a Louvre. El día estaba frío, pero lindo para salir a dar una caminata, así que a los dos nos dio ganas de comer algo dulce. Pedimos una torta y un strudel, deliciosos ambos. Mi media naranja pidió su infaltable chocolate caliente (una delicia de Louvre que les recomiendo a todo el mundo) y yo, todavía pensando en la columna que había escrito, pedí un Svarak.
Siendo un lugar de la categoría y la tradición de Louvre esperaba un Svarak hecho como dios manda. Qué equivocado que estaba. Qué decepción! El Svarak de louvre era simplemente vino barato calentado con la maquina de café expres, con una ramita de canela y un par de clavos de olor, un sobrecito de azúcar, y listo. Y todo por el módico precio de 42Kc. Una porquería! La verdad, que se puede tomar mejor Svarak, y por 30Kc, en los puestos de Salchicas de Vaclavak.

Buenas!

Hola gente!
Debido a problemas técnicos, y gracias al consejo de mi amigo Pablo Inglese desde Argentina, he decidido iniciar este blog. Por lo que tengo entendido (sabré bastante de cervezas, pero soy medio burro a la hora de hacer esto). No tienen que registrarse para dejar un comentario, lo cual es mucho mejor.
La verdad es que no sé que decir en esta primera entrega de mi blog.
Más que nada, quiero que esto sea un lugar donde los lectores de mi columna me puedan contactar y dejarme sus comentarios, opiniones, algunas recomendaciones, etc.
Claro que tambien voy a incluir cualquier cosa que se me ocurra, relacionada o no, con lo que escribo habitualmente.
Así que, no sean tímidos, no sean vagos y escriban que si no, me voy a poner triste.
Saludos
Max Bahnson