Ir al contenido principal

Degustando

Invitado por la gente de Pivovarský Klub asistí a la degustación de los productos de Pivovar Strakonice.
Algunas de las cervezas del pivovar de Bohemia del Sur me son conocidas ya desde hace rato. Mi mujer tiene parientes en Strakonice, así que vamos por esos pagos de tanto en tanto. Igual, había algunas que no había probado nunca y, por otro lado, siempre es bueno asistir a esos eventos y conocer gente nueva.
Fue interesante, se presentaron seis cervezas (incluida una nealko), se proyectó un video sobre la cervecería y se les pudo hacer preguntas a los responsables de ella. Todo en el agradable y siempre lleno sótano abovedado del Klub.

Además de la ya mencionada nealko, los productos presentados fueron, Měsťanská Desítka, Strakonický Dudák 11° y 12°, Dudák Tmavý ležák y Velkopřevor 14°.
Me sorprendió gratamente la Nealko (sí tomé una cerveza sin alcohol y que!!) hacía mucho que no tomama algo de esta categoría, cuyo consumo gracias, entre otras cosas, a las cada vez más estrictas leyes y controles de tránsito ha estado creciendo mucho en este último par de años. El color es el de una lager suave pero con muy poca carbonación y un agradable aroma a mosto cociéndose. Al paladar no es nada del otro mundo y no se espera ello tampoco, pero es refrescante y hasta diría, más sabrosa que muchas otras lagers industriales que he probado alrededor del mundo.
Le siguió la 10°, una cerveza que conozco bien, y que siempre me ha gustado. Es la que toman mis parientes políticos en casa, y es una linda cerveza de mesa. Con muy poc carnocación, color típico de una golden lager y espuma bien blanca. Sus sabores son suaves con algunos toques de vainilla y hierbas y un refrescante final corto con hierbas.
La 11° fue la primera nota discordante de la velada. Es básicamente lo mismo que la desítka, incluso en el contenido alcohólico, 4.3% para la 10°, 4.5 para la 11°. Haciendo un esfuerzo la única diferencia que notamos es que la 11° es un poco más amarga, pero en una cata ciega no creo que se podría distinguir una de la otra.
La cosa mejoró un poco con la 12%, que sigue siendo una típica Pilsen Checa, ni mejor ni peor que otras industriales, quizás el aroma algo más frutal que el resto, pero ahí se queda.
La negrita es de un color rubí oscuro, casi como una polotmavé. A diferencia de muchas otras cervezas oscuras checas ésta no tiene ningún agregado de azúcar, sin embargo es más bien dulzona, tanto en su aroma donde predomina la vainilla, como en sus suaves notas acarameladas y avainilladas en el paladar. Nada mal, pero nada memorable tampoco.
Cerró la velada la nueva speciál, un segmento que está ganando cada vez más adeptos. La Velkopřevor es una cerveza fermentada a 14° en la escala Balling, un color dorado algo turbio e interesantes notas cítricas en su aroma. Al tomarla siguen predominando los cítricos, en este caso más hacia naranjas dulzonas con algo de hierbas ahí en el fondo. Buena cerveza, mejor que otras industriales similares, pero tampoco nada del otro mundo.
Ahora lo que más nos sorprendio, y en cierto modo no gratamente, fue que estas cervezas son todas sin pasteurizar. Y nos enteramos solamente porque el dato fue mencionado casi al pasar en el video informativo que nos mostraron. Simplemente no podíamos creer que algo tan importante no sea mencionado en la etiqueta, cuando en estos últimos años se ha convertido en un valor agregado para varios consumidores, y de hecho, cervecerías como Bernard, Svijany e incluso Pilsner Urquell han estado gastando fortunas para promover sus productos nepasterované. Cuando le pregunté a uno de los cráneos de la cervecería por qué no lo mencionaban, tendrían que haberle visto la cara.
La conclusión que sacamos es que, si bien la cervezas no están nada mal, la cervecería tiene mucho que aprender en tema de marketing. La 11°, por ejemplo, es un producto redundante, que a mi parecer tendría que ser eliminado y reemplazado por algo nuevo y distinto. Pivovar Strakonice evidentemente sabe como hacer cervezas, cuida sus procesos y aún utiliza métodos tradicionales de elaboración, no pasteuriza sus productos, y sin embargo es demasiado conservador.
No pudimos evitar comparar Pivovar Strakonice con Pivovar Náchod Primátor. Ambos son propiedad de sus respectivas cuidades, las cuales tienen casi la misma cantidad de habitantes. Sin embargo la gente de Náchod ha logrado convertirse en el Pivovar más innovador del país, con la línea más interesante y variada de productos entre las cervecerías industriales, ganando cada vez más mercado tanto en Chequia como en el exterior. Sería lindo que la gente de Strakonice siguiese el ejemplo.

Comentarios

  1. Hola, Max.
    No seas muy duro con los muchachos de marketing. Supongo que son herederos de una postura social donde no importaba demasiado que el consumidor tuviese preferencias.
    De paso, te invito a que pongas una mirada en el blog que estoy haciendo; construyendocervezas.blogspot.com Nada que ver con el tuyo, es un simple cuaderno de bitácora de un cervecero.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Eso ya no es excusa. De hecho, la cuidad se hizo cargo de la cervecería hace relativamente poco, puede que todavía no hayan encontrado su identidad. Pero la excusa de ser na empresa estatal ya no vale, tal como lo demuestra Primátor.
    Lindo tu blog. Suerte con él. Me va a venir bien cuando por fin pueda poner a preparar mi pivo.
    Viste el de cerveza hecha en casa? No está nada mal tampoco.
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Estoy poniéndole 'cositas', en tanto aprendo como manejar esto.
    Lo había visto al blog que mencionas. Me parece muy bueno, seguramente mas útil que el mio para los que empiezan. En el, no tengo intención docente, simplemente registrar y por allí discutir algo si se plantea.
    Agregé el tema links, que faltaba; y puse uno a este, a la Logia y a Hecha en casa.
    Ya veremos... estoy tan apretado para el incremento de la producción y mis trabajos habituales que no se cuanto podré seguirlo

    ResponderEliminar
  4. Ahoj Max! Felicitaciones por tu libro, como hago para comprarlo desde Uruguay?
    Nasdravi !

    ResponderEliminar
  5. Ale, gracias por escribir. El libro se puede comprar on-line en este enlance http://www.lulu.com/content/paperback-book/praga-guía-cervecera-para-borrachines/10447273

    Saludos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario