Ir al contenido principal

Para acompañar las birras

Los bramboráky o panqueques de papa son un clásico de la culinaria checa. Son un plato de pobres, asi que son llenadores, baratos y ricos; y son geniales para acompañar unas cervezas. Son también polivalentes, ya que se pueden comer ya sea calientes recién hechos, o fríos al día siguiente, solos o acompañados con una variedad de opciones: se les puede poner queso rallado de cualquier tipo encima, jamón en fetas o picado, trozos de carne ahumada, sobras de un ragú o salsa bolognesa. En las hospodas es muy común "rellenarlos" con una mezcla de carnes en una salsita bien especiada, y no es muy difícil rellenarlos, solamente hay que doblarlos al medio.
Lo primero que comí cuando vine a Praga por primera vez, ya hace casi siente años fue Cmunda po Kaplicku, un brambokák relleno con un buen trozo de carne ahumada y chukrut. Un excelente acompañamiento para la primera de las muchas cervezas que desde ese día tomaría y sigo tomando.
Toman tiempo y algo de trabajo para preparar, pero si uno tiene ganas, es fácil.
Para unos cuantos bramboráky necesitamos:

6-8 papas medianas, nuevas o viejas, no importa.
Harina o sémola
3-4 Huevos
Sal, pimienta
bastante ajo picado bien chico
mejorana u orégano si ésta no se consigue.

Primero tenemos que rallar las papas, mitad con rallador fino y mitad con rallador grueso. Se las puede rallar de cualquiera de las dos formas, ralladas gruesas van a tardar más en cocinarse.
Si las papas son nuevas, van a soltar bastante jugo, dejar un poco en el bowl y poner el resto aparte en caso de que sea necesario. Si las papas son más viejas y el jugo no alcanza, podemos usar leche.
Agregar los huevos y el resto de los ingredientes, menos la sémola o harina y mezclar. La sémola la agregamos hasta hacer una masa uniforme. La fórmula es simple, si la mezcla es demasiado líquida, seguimos agregando harina, si es demasiado seca, jugo de las papas o leche. La consistencia tiene que ser parecida a la de la mezcla para panqueques.
Poner a calentar aceite una buena sarten. Cuánto? Suficiente para cubrir el fondo y un poco más. No recomiendo hacerlos en una sartén de teflón con poco aceite porque salen demasiado secos.
Una vez que el aceite está a la temperatura correcta, ponemos un cucharón de la mezcla y lo distribuimos por toda la sartén. Freirlo por ambos lados hasta que esté bien dorado y ponerlo a escurrir. Repetir hasta que se termine la mezcla.

Se los puede hacer un tamaño más chico, tipo medallón, en ése caso, los bramboráčky son muy buenos para acompañar carnes y salsas.
Technorati Profile

Comentarios

  1. Voy a tener que probar esta receta. He comido papas hechas de modo similar, el Rösti, que es un plato suizo que se hace con papa rallada y se echa al sartén así nomás, con algo de aliño, ojalá recién ralladas para que no pierdan las féculas y así puedan pegarse (el efecto de pegado en las tortillas generalmente viene del huevo, pero aquí no se usa huevo).

    Es muy sabroso aunque todavía tengo que afinar la mano porque he probado mejores que las que hago yo jejeje.

    ResponderEliminar
  2. Conozco los rosti. El bramborák original se hace en realidad con papas viejas. Es, como digo, comida de pobres y una manera de aprovechar las papas que ya no son tan sabrosas para comer solas. Los ingredientes son cosas que existen en cualquier cocina checa.

    ResponderEliminar
  3. estaba buscando reconstruir una receta de mi abuela y "aggiornarla"
    - apareció Ud., gracias por el dato de teflon - ella hacía las "kartofles" o similar (lituania, polonia, ucrania) - va la papa rallada derecho a la sartén, vuelta y vuelta en medallones - sal - ajo.
    Acá en argentina, única noticia relevante. Boca esta cerca de la punta del campeonato...me voy a cocinar.

    ResponderEliminar
  4. Me alegro haber podido ayudar, espero que salga bien. Me gustaría saber el resultado.
    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Gracias por el dato realmente excelente lo voy a provar , deben quedar realmente buenas acompañadas de una buena salsa y por supuesto una rica cerveza , saludos .

    ResponderEliminar
  6. Eduardo,
    si los hacés más chicos, pueden ser un excelente acompañamiento para un guláš de los picantitos.
    Pero así solos, con un poco de queso rallado, son un excelente plato para una tarde de domingo

    ResponderEliminar
  7. Hago las kartofles de esta manera: Papa cruda rallada (si hay alguna papa cocida en la heladera la hago puré y la agrego)estrujada dentro de un lienzo para sacarle todo el jugo, huevo, harina (cuanto menos mejor, para eso exprimir bien el rallado de papa)sal, pimienta, nuez moscada. Hechar por cucharadas en aceite hirviendo, sin tener mucho en cuenta la forma. Se doran, algunos "pelitos" se queman, por dentro queda cremosa. Barato, simple, riquísimo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario