Ir al contenido principal

Aperitivo

Pivovar Černá Hora es una cervecería de la región de Moravia con una interesante cartera de productos. Es también una de las primeras que vio el potencial turístico de sus instalaciones y agregó allí un muy bonito jardín cervecero, un hotel, bowling, etc. Pero no es de esto de lo que quiero hablar, sino de uno de sus productos, Black Hill, un aperitivo a base de cerveza.
Los aperitivos a base de vino son muy populares, en Argentina hay marcas muy famosas y queridas como Gancia y Cinzano. Casi todos los que conozco son de origen italiano, y, según tengo entendido, el origen de este tipo de productos fue cuando los productores quisieron aprovechar partidas de vino no muy buenas y las saborizaron con hierbas, especias y otros ingredientes (de hecho, en la antigüedad era común tomar el vino de esta manera).
No sé si Černá Hora tuvo esto en mente al crear este producto, pero Black Hill sigue la misma premisa, aromatizar y saborizar cerveza con una mezcla de hierbas y miel.
Debo decir que no tenía grandes expectativas con este producto. Antes de probarlo le daba puntos por innovador, pero no creía que me fuese a gustar demasiado, y las personas a quienes les pregunté al respecto sólo acentuaron el sentimiento. Igual, tenía que probarlo.

Su única presentación es una botella bastante elegante de 0,3l. Cuando lo servimos se notan ya los aromas de las hierbas y la miel. El color es el de una semioscura fuertona con una linda espuma. En el aroma se siente no sólo lo antes mencionado sino algo lúpulo y una especia que es difícil de identificar al principio, pero que al vaciar el vaso diría que es orozuz o regaliz, muy agradable . El sabor me sorprendió gratamente, no es algo que me partió la cabeza, pero sí que me gustó. Las hierbas y la miel se llevan muy bien con una cerveza de suaves notas tostadas. Como un vermouth, es dulce y amargo a la vez lo cual hace que se nos abra más el apetito. Lamentablemente no tenía nada sólido a mano para acompañar. Igual es una cerveza (?) que da para tomar despacio.
Black Hill no es algo que tomaría todos los días, pero sí de vez en cuando. En un producto innovador el cual me gustaría saber cómo se elabora, que hierbas se usan y si el orozuz es uno de los ingredientes. Puede que no sea del gusto de todos, pero igual recomiendo probarlo.

Comentarios

  1. Yo creo que lo que hiciste con esta cerveza es lo que se deber�a hacer con todas las cervezas: probarlas aun cuando pensemos que no nos va a gustar o que nuestros amigos nos han dicho que no es buena.

    La �nica manera de saber si una cerveza es buena o mala es prob�ndola, y la experiencia de tomar una mala cerveza no siempre es negativa: ampliar el espectro de posibilidades de cerveza es lo que da la experiencia!

    ResponderEliminar
  2. Cuánta razón que tenés! Lo que decís es especialmente cierto si estamos hablando de este tipo de cervezas no tradicionales que no son del gusto de todos.
    Igual, la Black Hill no estaba nada mal. Tengo una en gatera que probé y no me gustó, le voy a dar otra oportunidad antes de escribir la crítica.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario