Ir al contenido principal

Placeres medievales....

No soy un gran fanático de los restaurantes temáticos, pero tengo que admitir que Zámecký pivovar Dětenice puede que sea el restaurante más divertido en donde he estado. Ubicado en la zona de (paraíso checo), una parte muy bonita de Chequia, en el pueblo del mismo nombre. Es una taberna medieval, con los camareros vestidos con disfraces de época, decoración acorde, mesas largas con bancos de madera, etc. Pero no es esto lo que hace de Dětenice un lugar especial, son muchas otras, y mejores cosas. La comida es muy buena, toda a la parrilla y hay que comerla con los dedos. El único cubierto que traen es un cuchillo para cortar el pan. Las porciones son bien abundantes, así que lo mejor es pedir cada uno algo distinto, ponerlo en el medio de la mesa y que cada uno agarre lo que le gusta. Como su nombre lo indica, Dětenice es también una microcervecería; la cerveza que preparan si bien no está al nivel de, por ejemplo, Pivovarský Dum, está bastante buena y va muy bien con la comida. Pero ahí no termina todo, muy buena comida a la parrilla y buena cerveza casera no justificarían del todo irse hasta allí. Empezando por el servicio; a diferencia de casi todos los restaurantes del mundo, donde los camareros intentarán tratar al parroquiano de manera cortés, aquí lo tratarán muy “mal”, por ejemplo, en un restaurante común el camarero le preguntará “Qué desea beber?” o su equivalente en cualquier idioma en un tono bajo y servicial, aquí le dirán “Que tomás?” (en checo) en un tono parecido al que se usa con un perro que está olfateando el cesto de residuos. Lo mejor es que uno puede reciprocar, y decirle al camarero que mueva su culo porque nos estamos cagando de sed, y cosas similares. Es un juego que forma parte de la onda del lugar y todos se divierten, camareros incluidos. Y hay más. Todos los días, a las 19 horas empieza el show, o mejor dicho los shows. Bailarinas orientales danzando sobre las mesas y que lo invitan a bailar a uno, música medieval, malabaristas con fuego, luchas con espadas y los monjes de la inquisición que tomarán a algún desprevenido de alguna mesa y le “torturarán”. Otros parroquianos podrán ser encerrados en una jaula y hasta que no chillen como un cerdo, no serán dejados en libertad. Todo continúa por los muchos salones de la taberna hasta las diez, luego de lo cual, y satisfechos como guerreros después de celebrar una batalla victoriosa, uno se puede tambalear de vuelta a su casa.

Por todo esto es un lugar extremadamente popular y,  a pesar de ser muy grande, con capacidad para varios cientos de personas, es necesario reservar una mesa con varias semanas de anticipación. Es un lugar donde es mejor ir en grupo y tratar de ver quiúen le tira la respuesta más graciosa al camarero. Se recomienda tomar antes del festín una copa del muy buen slivovice que ofrecen, y fumarse una pipa de agua después.
El mayor problema con Dětenice es llegar allí. En auto, es sólo una hora desde Praga. Pero con transporte público, toma varias horas y conexiones ya que no existe una manera directa de ir desde la capital. Dos alternativas si uno va en grupo son, alquilar un minibús que los lleve hasta allí, los espere y los traiga de regreso (que es lo que hicimos nosotros cuando fuimos) o, quizás aún mejor, tomarse un fin de semana largo e ir a visitar Český Ráj, algo que definitivamente vale la pena hacer en sí mismo. Es una zona con numerosos castillos, bellezas naturales como las mágicas formaciones rocosas de Prachovský Skály, bosques, lugares para acampar, etc; haciendo de Dětenice, entonces, una parada más en el recorrido. En el pueblo hay una pensión, así que uno se puede alojar allí hasta el día siguiente.
Ir a Dětenice es algo que en especial recomiendo a aquellos de ustedes que viven en Praga y desean explorar un poco más el país. Es algo que no creo que encuentren en muchos otros lugares, al menos, no como aquí, y es algo que disfrutarán mucho, incluso si van con los chicos.
Si quieren ver algunas fotos, visiten esta página y se darán una idea de lo que estoy hablando.
Zámecký pivovar Dětenice
507 24 Dětenice
tel.: 493 599 142
fax.: 493 596 434
info@detenice.cz
http://www.krcmadetenice.cz

Comentarios

  1. que bueno el lugar, me fascina éste estilo. me parece genial las publicaciones estilo "recomendador turístico", ya que en un año visito Praga (es parte de mi itinerario de 3 meses en europa). gracias x la info y mucha suerte!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario