Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de 2007

Brindis

Los saludos son agradablemente obligados para estas fechas, como lo son los balances. Incluso los más ateos entre nosotros no podemos resistir desear lo mejor para la navidad y el año nuevo, y este blog no podía ser excepción.
Ha sido un año muy intenso para mi en lo personal, pero no quiero aburrirlos con mis historias. Como dije entonces, cuando empecé este blog nunca me imaginé que tanta gente lo leería, y menos que muchos me tomarían en serio y me convertirían en una suerte de referente, me llena de honor, en serio, como que acá en Praga, la gente del mundillo cervecero me considere un periodista. No creo serlo, como tampoco me la doy de experto, sino simplemente de consumidor educado y exigente, sólo doy mi opinión filosófica tratando de escribirla de la manera más linda posible. Eso, se lo debo a la cerveza checa que me inspira y me hace escribir más y a mis lectores que me motivan para seguir haciéndolo.
Y es a ustedes a quien quiero agradecer y acercar de manera virtual mis más …

Tres lindas rubias

Siguiendo con mi larga y lenta recorrida por las cervezas premiadas por SPP en noviembre, le tocó el turno a las dvanátcky.
Se llama dvanactká a la cerveza fermentada históricamente a 12°Balling (dvanact en checo es doce) . Si bien esta nomenclatura se mantiene en el vocabulario popular, para varias de las cervecerías indutriales, en especial las más grandes, ahora se llaman ležák (que en checo significa lager). Nomenclaturas aparte, esta categoría de cervezas es, después de las desítky, la más popular y suelen ser las que aparecen en los institucionales de cada pivovar, además de ser las que más se encuentran en los mercados de exportación bajo el término Premium Lager o algo parecido. Su contenido alcóholico ronda el 5%.
Las tres que compartieron el podio son
1° Březňák světlý ležák
2° Opat světlý ležák
3° Bernard světlý ležák

Tres cervezas muy distintas, no sólo en la forma de su botella.
Como es costumbre empecé por la tercera, Bernard. A este pivovar lo conozco desde mis primeros días e…

Momento indicado, lugar indicado

Hacía rato que no iba y hacía demasiado que no me deleitaba con una X33, así que aprovechando estas fechas me dí una vuelta por U Medvídku esperando encontrar a mi amigo el camarero del cual nunca me puedo acordar su nombre y saludarlo mientras me tomaba las dos delicias del lugar. Esperaba también encontrar al Maestro Ladislav Veselý para también saludarlo. Tuve suerte en las dos.
Me saludé con el camarero (hacía rato que no nos veíamos porque las últimas dos veces que había ido estaba de franco) y antes de poder sentarme ya me estaba sirviendo una Oldgott Barique.
No me voy a extender en lo bien que me sentí al volver a tomar tal gloriosa bebida, pero fué un lindo reencuentro. Después de haber dejado que mis sentidos entren en calor, me pedí la X33. Qué gran cerveza!!! Sigo insistiendo. Maravillosa. Soberbia.
Mientras estaba disfrutando cada gota de esta obra de arte, mi amigo me dice como al pasar que para después de las fiestas iban a empezar a servir una nueva cerveza una 16°balli…

En clase

Para aquellos que dudan lo serio que se toma a la cerveza en Chequia les basta con acercarse a Suchdol. Este suburbio de Paga ubicado a unos 10km al noroeste del centro. Gran parte de este distrito está ocupado por la Universidad de Agronomía.
Hasta allí fuimos el otro día con Evan en nuestra gesta cervecera y también para almorzar porque teníamos hambre.
A primera vista, o lectura, no tiene mucho sentido irse hasta un campus universitario a tomar cerveza y almorzar, la oferta gastronómica en ese tipo de lugares no suele ser de lo mejor. Pero estamos en Chequia, un paraíso cervecero, y la razón por la que nos tomamos la molestia de acercarnos hasta ahí fue la Suchdolský Jeník. Fermentada a 12-13°Balling, Jeník es una verdadera rareza ya que está elaborada en la universidad por el pivovar universitario que fue abierto con fines académicos en abril de 2006.
Para poder probarla fuimos hasta el bar en el pabellón G. Mientras nos acercábamos sentí un poco de miedo al ver mi temido logo de Sta…

Segunda vuelta de tragos navideños

Países cerveceros como Béliga y Alemania tienen una larga tradición en cervezas de Navidad. Son elaboradas especialmente para esas fechas y en muchas ocasiones se tratan de cervezas de más alto contenido alcohólico que el normal.
Esta costumbre se está empezando a afianzar en Chequia, donde aún la mayoría de las cervecerías llama Vanoční Pivo (cerveza navideña) a lo mismo que hacen todo el año, pero con una etiqueta algo más coqueta.
Este año he probado ya algunas y espero poder probar otras más antes de que desaparezcan hasta el año próximo.
Una de ellas fue la Opat 17°, una cerveza bastante potente y muy rica, nada que ver con lo que la muy buena cervecería de Olivětín produce durante el resto del año. Está amber lager fermentada a 17°balling tiene intensos aromas cítricos que al paladar acompañan agradables notas acarameladas, una cerveza para tomar y disfrutar despacio, pero con cuidado, ya que sus 7% de alcohol pueden pasar desapercibidos entre sus intensos sabores.
Pivovarský Dum es…

Tragos navideños

Los mercados de navidad, en especial el de Staromák (Plaza de la Cuidad Vieja) y el de Nam. Míru, son una de las cosas que más me gustan de las fiestas en Praga, tienen una muy linda atmósfera muy bien descripta en esta nota en El Día de Praga. Pero los de las plazas no son los únicos, cada año se lleva a cabo otro, muy interesante más que nada para compras en el centro de exposiciones, Vystaviště. Durante la primera semana haz sólo un mercado de navidad donde se pueden comprar adornos y diversos tipos de regalos a buenos precios, pero el último fin de semana antes de la pausa navideña abren otros dos mercados, uno de cerámicas y otro, que es el que realmente me llevó allí, de cerveza.
Para ser sincero esperaba algo más grande, con casi todas las cervecerías checas presentando sus especiales de navidad, así que me decepcionó un poco ver que había sólo unos diez stands, tres de los cuales con cervezas importadas. La cantidad no lo es todo, lo más importante es la calidad, y eso por suer…

Santas reivindicaciones....

Si alquien me hubiese preguntado hace unos meses sobre Klášterní pivovar Strahov le hubiese recomendado que lo evite.

Envidiablemente ubicado, en los terrenos del Monasterio de Strahov, es un lugar que conozco hace ya varios años, pero al que no iba nada seguido. El restaurant en sí no tiene demasiada atmósfera y la cerveza que allí se elabora, si bien no estaba nada mal, no valía las casi 60Kc que cobran por el vaso de 0,4l.
Debo repetirlo, nunca me parecieron malas, pero por menos, sabía que podía conseguir pivo mucho mejor hecha en otros de los brewpubs de Praga. Les faltaba carácter y personalidad, sus sabores no eran lo suficientemente intensos, así que de tanto en tanto me daba una vuelta para ver como andaba la cosa. La última vez que había ido fue a principios de este año en una tarde en que U Černého Vola estaba cerrado por refacciones, y mi opinión fue la misma. No sólo la mía, muchos son los cerveceros que conozco que pensaban lo mismo, e incluso Evan Rail en su libro le dio …

El sueño del pibe....

Here for the English version

Duespués de tres largos meses de espera por fin llegó el día de nuestra visita a Chodová Plána. El motivo del viaje a tan aburrido rincón de Chequia fue, por supuesto, el Spa Cervecero que allí funciona y que es operado por Chodovar, la cervecería local.
Luego de dos horas en auto, y agradeciendo el buen tiempo, ya que había estado nevando los días anteriores, llegamos al hotel U Sladka. Un bonito edificio recientemente renovado justo en la calle principal del pueblo. Nos dirigimos a la recepción para registrarnos.
Tratando de hacer el fin de semana algo más especial con mi amorcito, habíamos elegido el paquete Pivní lázně z lásky (Spa cervecero con amor) que incluía alojamiento por dos noches con desayuno, spa cervecero, masaje, excursión por el pivovar y sekt (la version checa de vino espumante) y bombones en el cuarto.
Fuimos hasta la habitación y nos gustó lo que vimos, un cuarto amplio y limpio con un mobiliario que por suerte no seguía el estilo que…

Equipo visitante

Tuve el agrado de asistir a la más que anticipada cata de cervezas belgas en Pivovarský Klub. Fue un evento más que interesante, pudimos degustar cinco cervezas artesanales, diria, todas muy distintas y algunas muy buenas además de poder disfrutar de una interesante presentación sobre la industria y el arte cervecero belga por parte de Jan Šuráň, uno de los dueños y quizás el cerebro detrás de Pivovarský Klub y Dum.
En todas las degustaciones organizadas por Pivovarský Klub los asistentes son convidadoes con una cerveza de bienvenida, algo genérico en botella, nada del otro mundo, pero bueno para ir entrando en calor. En esta oportunidad, el ritual de la cerveza de bienvenida tuvo una vuelta un poco más divertida. La cerveza en cuestión era de barril y su identidad era secreta. La idea es que los asistentes traten de descubrir qué cerveza estaban tomando.
Sólo con mirarla cualquiera que sepa algo la podía identificar con una lager industrial, y no de las mejores. Las sospechas se confir…

Tarde pero seguro

Qué mes que fue noviembre en materia cervecera! Asistir a la entrega de premios de SPP fue una experiencia simplemente maravillosa. Algunas cervecerías han empezado a mostrar sus cervezas especiales de navidad, la primera que pude probar fue la Opat 17° que me gustó mucho.
En cuanto a los ganadores de este mes, sin discusión fueron tres. Dos de ellas me deleitaron durante el evento en Zvíkov y la otra fue un más que postergado reencuentro.
Tanto la Joe's Garage tmavé, como la Svaty Norbert Jantar de Pivovar Strahov me partieron la cabeza. La primera por su interminable sabor lleno de notas de cacao tostado y sus aromas a frutas tropicales, soberbia. La Jantar me hechizó con su pomelo y cítricos acaramelados y me reconcilió con el brewpub de Strahov. Dos cervezas notables y muy bien logradas en todo sentido.
El reencuentro fue con la Kopřivové Pivo de Pivovarský Dům, una cerveza que hacía creo tres años que no tomaba. Elaborada con ortigas como ingredientes, es un gusto adquirido, per…

El Reino

Encontré Království, o El Reino, gracias a la sección de Pubs de Praga en "The Good Beer Guide....", aunque al llegar me di cuenta que había pasado por su puerta en más de una ocasión. El lugar está en la calle Kubelíkova, a metros del famoso Palác Akropolis, (un antro de predición del tipo que tendría que existir en cada barrio), en el bohemio barrio de Žižkov.
Es un semi sótano, pequeño con dos salones. Me gustan mucho este tipo de lugares, en especial en invierno. Lo invitan a uno a quedarse y olvidarse del frío y el clima mientras se relaja y entra en calor. Pero además de éso, Kralovství lo hace sentirse a uno bienvenido desde el primer momento. Servicio agradablemente informal que prefiere recitar lo que hay en el menú del mediodía que dar un anónimo papel con la lista, que para ser sinceros no es muy extensa, una sopa y tres platos a elegir, más algo dulce al final, todo por 89Kc. Lo que he podido probar, si bien no me partió la cabeza, me pareció decente y se dejaba c…

Especiales

Es quizás la categoría que más mercado ha estado ganando recientemente. Se llama Speciál a toda cerveza elaborada a más de 13° Balling. Por ello, es la categoría más variada que abarca cervezas como la Sedm Kulí de Ferdinand, una semioscura con 5,5% de alcohol y con un agregado de hierbas, hasta la X33, con más de 12%.

Como era de esperarse las cervezas que llegaron al podío en la entrega de premios de SPP son muy distintas y cuál es la mejor depende mucho del gusto de cada uno. Las tres provienen de cervecerías que están creciendo tanto en el mercado checo, como en el de exportación. Se las está viendo más y más en Praga, en especial Svijany, y están ganando cada día más adeptos entre los consumidores del tipo conservador. A estas tres cervezas las conozco bien y desde hace mucho, pero ésta es la primera vez que las tengo en la misma mesa y las puedo comparar. No fue fácil, su contenido alcohólico obliga a tomarlas con respeto, y de hecho, tuve que hacer una pausa antes de empezar con…

Con buen transporte

A primera impresión První Pivní Travaj (Primer Tranvía Cervecero) puede parecer un bolichón de mala muerte, y quizás a segunda y tercera también. Ubicado al lado de la última parada de la línea 11, en Spořilov, el punto norte del punto cúlmine del monumento a la retorcida mentalidad social comunista que es Jizní Město, un intermnable bosque de paneláky, esos típicos edificios de departamentos que se encuentran en cada cuidad de Europa Oriental. Nada más alejado de las multitudes turísticas, pero a la vez, bien fácil de llegar. Basta tomarse el tranvía 11.

Luego de tomar coraje y animarse a cruzar la puerta, vemos que lo que parecía otra de las millones de hospodas que sirven Gamáč y Pilsen Urquell, es algo mucho más interesante. Al entrar notamos una atmósfera bastante particular, un lugar chico cuyas sillas son en realidad asientos de tranvías viejos y las paredes están cubiertas de pinturas y posters rockeros. A la media tarde, extrañamente tranquilo, uno casi que extrañaría la ause…